“No vayas detrás de mí, tal vez yo no sepa liderar. No vayas delante, tal vez yo no quiera seguirte. Ve a mi lado para poder caminar juntos.”
Proverbio Ute

Puntos X: Lo que las Tormentas Solares le hacen al Cuerpo Humano


Grandes mitos esotéricos de cultos solares han sostenido durante milenios que el cuerpo humano y la luz solar están directamente relacionados. Aunque la ciencia aún no ha profundizado demasiado en la relación entre los campos magnéticos del sol y la Tierra sobre el cuerpo humano, de a poco algunos estudios se van acercando a lo que podría representar un descubrimiento asombroso, más teniendo en cuenta que el 2013, como cada 22 años, es un año de gran actividad del astro rey.

Si el núcleo o corazón de cada célula del cuerpo humano está conectado con el corazón por medio de sistemas como el sanguíneo, ¿cómo se produce la conexión del Sol, corazón del sistema solar, con las células que lo habitan, por ejemplo, con la Tierra?. Parece que a través de unas “venas” o “arterias” muy especiales que antiguas culturas visualizaron como portales ocultos que, a modo de atajos en el espacio y el tiempo, cumplen la función de conectar a los dos astros directamente y canalizar sin interferencias un fluido constante de energía entre ambos. Fluido, por cierto, del que se benefician todas las modalidades de vida, como la especia humana, que viven y experiencian en el seno de la Madre Tierra.

Sucede que Jack Scudder, físico de plasmas de la Universidad de Iowa y colaborador de la NASA, ha publicado un trabajo en la edición de junio pasado de la revista científica Physical Review Letters en el que describe la existencia y funcionamiento de estos portales, a los que denomina “Puntos X”.

En palabras de Scudder, los Puntos X, definidos científicamente como regiones de difusión de electrones.
“Son lugares donde el campo magnético de la Tierra se conecta con el campo magnético del Sol, creando así un camino ininterrumpido que va desde la atmósfera de nuestro planeta hasta la atmósfera del Sol, a 150 millones de kilómetros de distancia.”

De hecho, observaciones llevadas a cabo por las sondas espaciales THEMIS, de la NASA, y Cluster, de la Agencia Europea del Espacio, sugieren que estos portales magnéticos se cierran y abren docenas de veces al día y se localizan en el sitio exacto donde el campo geomagnético terrestre se topa con el potente viento solar. La mayoría de los portales son pequeños y de corta duración; otros son muy grandes y duran más tiempo. Ingentes cantidades de partículas energéticas pueden así fluir a través de ellos, expandiéndose por la atmósfera superior de la Tierra, desatando tormentas geomagnéticas, provocando brillantes auroras polares e impregnado de energía viva toda la vida que mora en la Tierra.

Siguiendo con lo aportado por Scudder y sus colegas, los portales se forman por medio de procesos de reconexión magnética: las líneas entrelazadas de fuerza magnética del Sol y la Tierra se unen para crearlos. Los Puntos X son el lugar exacto donde se producen las intersecciones. La repentina unión de campos magnéticos puede impulsar chorros de partículas cargadas desde cualquier Punto X, creando de este modo una región de difusión de electrones.

Para aprender a localizar estos eventos, Scudder observó datos proporcionados por una sonda espacial que orbitó la Tierra hace más de 10 años.
“A finales de la década de 1990, la sonda espacial Polar, de la NASA, pasó años en la magnetosfera de la Tierra”, explica Scudder, “y, durante su misión, encontró muchos Puntos X”.

Gracias a los sensores que formaban parte del equipamiento de la sonda Polar, Scudder pudo ver cómo era un Punto X.
“Usando información tomada de Polar, hemos encontrado cinco simples combinaciones de mediciones del campo magnético y de partículas energéticas que nos dicen cuando nos encontramos con un Punto X o con una región de difusión de electrones. Una sonda espacial, apropiadamente equipada, puede realizar estas mediciones.”

La NASA está planeando una misión llamada “MMS” (Magnetospheric Multiscale Mission, en idioma inglés, o Misión Multiescala Magnetosférica, en español), programada para ser lanzada en el año 2014, con el fin de estudiar el fenómeno. Equipadas con detectores de partículas energéticas y sensores magnéticos, las cuatro sondas de la MMS se dispersarán en la magnetosfera de la Tierra y rodearán a los portales para observar cómo funcionan.

Fuente original: urgente24.com

Jorge Ramos | Por lo tanto, TODO en el universo se encuentra interconectado, tanto a nivel macro como microcósmico.

0 Conciencias Opinan:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

enlaces patrocinados

Todos los Artículos...

Entradas mas vistas de la Semana

Las 10 Entradas más leidas del blog

Book Trailer "el secreto de tiamat"


https://elsecretodetiamat.blogspot.com/

Disponible en formato digital (Epub).