“No vayas detrás de mí, tal vez yo no sepa liderar. No vayas delante, tal vez yo no quiera seguirte. Ve a mi lado para poder caminar juntos.”
Proverbio Ute

Manipulación Bernaysiana de la Psique Humana


Edward Bernays fue el maestro de influir y dar forma a la opinión pública desarrollada a partir de las ideas de los psicólogos sociales anteriores y de la obra de su tío, Sigmund Freud, con el fin de crear técnicas para manipular los deseos subconscientes de las masas. Durante sus 103 años de vida , el "padre de las relaciones públicas" se encontró en la cima de su campo de asesorar a presidentes de los EE.UU. como Coolidge, Eisenhower, Hoover y Wilson, así como el inventor Thomas Edison, el industrial Henry Ford y la primera dama Eleanor Roosevelt. También rechazó las invitaciones de Hitler y Franco para trabajar en campañas de propaganda fascista en Europa. Al final de la Primera Guerra Mundial Bernays sirvió como propagandista de los Estados Unidos antes de pasar a trabajar con varios departamentos gubernamentales y corporaciones durante el resto de su vida, incluyendo: el Departamento de Estado de EE.UU., CBS, Procter and Gamble, y la American Tobacco Company, así como el diseño de la campaña de propaganda a favor de la United Fruit Company que llevó al golpe de estado promocionado por la CIA contra el presidente guatemalteco Jacobo Arbenz en 1954 -¿Conocéis la frase “república bananera”?. Bernays combina el trabajo de personas tales como el psicólogo social francés Gustave Le Bon para crear técnicas que apelan a las emociones del subconsciente del público, en oposición a la participación del público en el debate racional e intelectual. Le Bon estudió las características mentales y el comportamiento de la multitud, en la creencia de que los individuos están subordinados a la mente de la multitud y el ser humano se comporta de una manera más emotiva, irracional. Bernays observó que si un propagandista podía entender los "motivos de la mente grupal", ellos poseerían la capacidad de "controlar y reglamentar las masas"
El estudio sistemático de la psicología de masas reveló a los estudiantes las potencialidades de la invisible manipulación de la sociedad por parte del gobierno entendiendo los motivos que accionan al hombre en el grupo. Trotter y Le Bon, quienes abordaron el tema de una manera científica, y Graham Wallas, Walter Lippmann, y otros que continuaron con la búsqueda de los estudios de la mente del grupo, establecido que el grupo tiene características mentales distintas de las del individuo, y está motivado por los impulsos y emociones que no se pueden explicar sobre la base de lo que sabemos de la psicología individual. Así que, naturalmente la pregunta surgió: ¿Si entendemos el mecanismo y los motivos de la mente grupal, sería posible controlar y reglamentar las masas de acuerdo con nuestra voluntad y sin que ellos se enteraran de ello?" (Bernays, 1928, p.71)

Bernays continúa revelando la creciente habilidad del propagandista por entender y alterar con éxito la "opinión pública" allá por la década de 1920, mucho antes de que los aparatos de televisión estuvieran en todos los hogares y existieran las técnicas modernas de comunicación sofisticadas de hoy:
La práctica reciente de la propaganda ha demostrado que es posible, al menos hasta un cierto punto y dentro de ciertos límites. La psicología de masas está aún lejos de ser una ciencia exacta y los misterios de la motivación humana no son todos revelados. Pero, al menos, la teoría y la práctica se han combinado con éxito suficiente permitiéndonos saber que en ciertos casos se puede efectuar un cambio en la opinión pública con un buen grado de precisión mediante el funcionamiento de un cierto mecanismo, al igual que el conductor puede regular la velocidad de un coche manipulando el flujo de gasolina. (Bernays, 1928, p.71 y p.72)

La premisa básica de la tesis de Bernays es que los seres humanos "rara vez son conscientes" de las verdaderas motivaciones y deseos que impulsan sus acciones, y si ciertos individuos pueden descubrir los verdaderos deseos de la mente de las masas, el público podría estar influenciado y manipulado sin su conocimiento:
Los hombres rara vez son conscientes de las verdaderas razones que motivan sus acciones. . . Una cosa puede ser deseada no por su valor o utilidad intrínseca, sino porque ha llegado inconscientemente a verlo como un símbolo de otra cosa, un deseo del cual se avergüenza de admitírselo a si mismo... Este principio general, que los hombres son accionados en gran parte por los motivos que se esconden a sí mismos, es tan cierto para la masa como para la psicología individual. Es evidente que el propagandista exitoso debe entender los verdaderos motivos, y no contentarse con aceptar las razones que los hombres dan por lo que hacen. . . Los deseos humanos son el vapor de agua que hace que trabaje la máquina social. (Bernays, 1928, p. 74, p.75 y p.76).

El estudio del comportamiento de la psicología de masas y su rebaño eran áreas importantes que tuvieron que ser entendidas para manipular inteligentemente al público:
Toda la base de la propaganda exitosa es tener un objetivo y después de tratar de llegar a él a través de un conocimiento exacto de las circunstancias públicas y modificar para manipular e influir a ese público. (Bernays, 1928, p.126). 

Pero está claro que son las minorías inteligentes las que necesitan hacer uso de una propaganda continua y sistemática. . . Pequeños grupos de personas pueden, y lo hacen, que el resto de nosotros pendemos lo que quieran acerca de un tema determinado(Bernays, 1928, p.57)

En tiempos antiguos, los líderes de una tribu, grupo o sociedad procesaban tremendo poder sobre el resto de las personas, especialmente si eran expertos en el arte de la persuasión. Los líderes políticos en los tiempos modernos tienen la capacidad de formar y moldear la psicología de sus seguidores de una forma realmente profunda, sobre todo si tienen la capacidad de utilizar la propaganda efectiva:
La voz del pueblo se expresa a través de la mente del pueblo, y esa mente es moldeada por los líderes de los grupos en los que el pueblo cree y por aquellas personas que entienden la manipulación de la opinión pública. Afortunadamente, el político sincero y talentoso es capaz, por el instrumento de propaganda, para moldear y formar la voluntad del pueblo. (Bernays, 1928, p. 109).

3 Conciencias Opinan:

Román dijo...

Me pregunto si Xavier ha descartado los hallazgos de Ojuelos haciendo una investigación personal in situ. ¿En qué se ha basado? Tan manipulada ha sido la humanidad que es difícil creer que las declaraciones se hagan sin intereses personales creados que actuan por debajo de la piel de quienes los declaran. ¿Cómo los descartan? ¿Quién paga por las investigaciones que hacen y por los salarios que cobran?

Yolanda Guzman dijo...

excelente articulo, enhorabuena maestros, información precisa y bien explicada, Dios les bendiga a todos vosotros, la información de Chikung me ha llenado, espero poder seguir recibiendo tanta luz de parte vuestra, un abrazo de Oso

sofia martínez dijo...

¡Órale! Es interesante este frases, jamás había escuchado sobre él. ¡Buenísimo!

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails

enlaces patrocinados

Todos los Artículos...

Entradas mas vistas de la Semana

Las 10 Entradas más leidas del blog

¡¡ Ahora ya puedes leerlo gratis en tu dispositivo móvil !!