“No vayas detrás de mí, tal vez yo no sepa liderar. No vayas delante, tal vez yo no quiera seguirte. Ve a mi lado para poder caminar juntos.”
Proverbio Ute

¿Y QUIEN ERES TU?

"El amar es el empiece de la palabra amargura" (solo era una canción)

Pero antes de nada, yo te pregunto, ¿Quien eres tú?

Tu contestas seguro, entero, (Yo soy Juan Palomooooo) vocalizando el nombre que te pusieron, sabiéndote tú, con convicción, con poder, satisfecho de ti, de lo que haces, de lo que dices, de lo que sabes y quizás sin saber que no sabes.

¿Quien eres tú?

Desde más adentro, sacándote rebanadas hacia afuera ¿eres tú, tu cuerpo?

Supón que sí, esa piel, esa humedad, lo blanco del ojo, lo que se adivina del hígado, la sangre, la magia de tus fluidos nerviosos. Sin embargo... ¿En que parte estas tú?

Volvamos a sacar rebanadas, pliegue a pliegue de tu piel, despertando del hechizo pálido de sentirte normal, familiar en este mundo sin misterio, sin preguntarte por esa sensación y situación extraña de que “seamos”, de que seas tú, de que no sea insólito lo cotidiano, de que no vivamos en la permanente pregunta de que exista un “por qué”.

Tu claro que distingues entre tu vigilia y tu sueño, entre el ser y el no existir, entre lo normal y lo extraño, entre la magia y la razón.

Tu admites una zona de penumbra para otros..., iniciados, lejanos.

Tu sientes fluir tus situaciones reales, cercanas, poseídas, sin dudas, familiares, conocidas.

¡No te extrañes, los misterios pasarán, la ciencia irá llegando a los sitios más inaccesibles porque en todo lo creado hay leyes y razones, tan solo bastaría el conocerlas!

Tu mismo eres una Constelación de hechos, de momentos, de trozos de vidas fácilmente explicables.

Si vuelvo a preguntarte ¿quien eres tú?, te pondrás inquieto, te defenderás, no tienes tiempo, te evadirás, no cabe esa pregunta, escogerás un mito, una palabra grande como... espíritu, hombre. Sin embargo ¿quien eres tú?

Pasan tus días, te desvaneces y transcurres sin encarar la incógnita, sin conocer ni reconocer lo misterioso de ser tú, de estar aquí.

De esta forma creces, comes, haces el amor, ¿seguro?, trabajas, te relacionas como si no existiera ese interrogante en tu vida ¿quien eres tu?. Pero ¿quien ahora?, detrás de ese mirar, de ese mover los ojos, de ese sonreír, de esa inquietud.

Cierra tus ojos y trata de sentir la pregunta, advierte como te va transformando, después de hacer tuya la pregunta, caminará contigo y ya no serás el mismo, ya no te vivirá la vida. Vivirás tu vida.

El misterio del por qué te pregunto a ti, es porque también lo vivo yo y se produce el misterio maravilloso en el encuentro de un efecto y una causa, una pregunta sin tu respuesta y tu respuesta sin mi pregunta.

Somos finitos porque no sabemos, porque desconocemos las verdades de esta vida, solo sabemos que nos han puesto aquí y nos han hecho caminar senderos parecidos a los de nuestros padres, abuelos y demás personas que nos han precedido, de esa manera nos han hecho, de esa forma nos hemos construido, así somos frágiles.

Somos infinitos aunque nos confundimos, por lo que no sabemos que nos estamos haciendo a nosotros mismos, pero que sin embargo intuimos.

Es un viaje muy sencillo, ¡pregúntate! ¿quien soy yo? Deja hundirse las palabras en ti, lentamente, muuuyyy lentamente, aún más. Dale tiempo y date tiempo, pon interés, alarga tus antenas, pon a punto tu intuición, prepara tu percepción, y poco a poco sale a la superficie la respuesta de tu conocimiento en tu propio conocimiento.

¿Ahora quien soy yo, me pregunto sintiendo un remolino de perplejidad en forma de saludo?

Soy un Bello crepúsculo en el Alba de un nuevo conocimiento dirigiéndome al Caos, sin embargo... Tal vez porque te preguntaba antes a ti ¿quien eres tu? siento que también te digo ¡Buenos días Universo Hermano!, con una alegre claridad, como cuando el humano conoció sus deseos y los vio tan propios como una pregunta y empezó a tener un lugar en la realidad, en su propia realidad de un nuevo Universo que tú y que yo ayudamos a continuar cuando preguntamos ¿quienes somos nosotros?.

¿Quien eres tú...? Si lo preguntas cuando existe el tú, de ti al tú, tendrá un sentido, como si la tierra, el fuego, el aire asumieran su propia sensualidad.

Será un estremecer de miradas atónitas ante la verdad del encuentro.

¿Quien eres tu? Vas construyendo casi religiosamente, artísticamente, voluptuosamente los grupos mas hondos.

Entre tú y tú, dentro de ti, entre nosotros vamos haciendo el Grupo, preguntando como si hablásemos fraternalmente con un resucitado o con un visitante de otro mundo aceptando el misterio de quienes somos, el misterio de olvidarnos del misterio, el misterio de crecer compartiendo preguntas, inquietudes.

Tenemos que escoger si nos preguntamos ¿quien soy yo? Y vivimos los pequeños racimos de nuestra propia individualidad lejos del vendaval de los acantilados, viviremos en el jardín sin compromisos, en la suave familiaridad, en lo opaco, en los limites.

No hay dos, hay muchos más, árboles desnudos y secos si no hacemos grupo, si elegimos ser humano avanzando pregunta adentro hasta aceptar el no saber, volviendo a empezar a inventar y reinventar, acabar, tropezar y caer, somos un mero Sísifo con muchas rocas en nuestros lomos.

Y no podemos darnos cuenta de que deseamos un mundo tal como queremos que sea, no sabiendo como es, no sabiendo tan siquiera si es, tan solo queriendo que sea, que nos permita ir despacio, que nos abrace y no nos abrase, que nos humedezca al bañarnos en él y podamos sentir el placer de sus gotas en nuestra piel.

Empecemos creando grupo ya que somos misterio, juguemos a que se adivine haciendo pequeños mundos como mejor podamos hacerlo. Los mundos están dentro de ti, entre todos tus yoes y debes de hacerlos hablar y fundirse en uno solo conmovidos por la esencia de ser.

Después vamos creando mundos entre nosotros, después vamos construyendo misteriosamente grupos nuevos en que se pueda tener familiaridad con los misterios, grupos en que se goce de lo familiar sabiendo que es un regalo maravilloso, grupos que sean verdaderamente religiones para volver a juntar lo disperso, grupos a los que puedas tratar de tú y de forma simple con la mirada inocente del que sabe que no sabe y por eso pregunta, grupos en suma que tienen que ser como tu quieres que sea el mundo, tu mundo.

¿Quien eres tu?. Contesta mientras alguien se está torturando y cree querer.

¿Quien eres tu?. Siente la pregunta de ¿quien eres tu? Aunque seas otro, aunque seas una forma estupenda de subversión.

No importa que existan planetas de miel, no esperes que te lo pregunte un extraterrestre en un atardecer de verano, o que las mariposas inicien un vuelo sin canto pero un canto con vuelo y color.

Contesta escuchando la otra mirada en brotes de nuevos colores y contesta haciendo nido con migas de la Aurora, no digas que sabes porque... (nadie sabe).

Junta tu pregunta con la mía y con otros tu verdad porque... La respuesta es una fábula, la pregunta eres tú y tan solo después... después.... podrás amar sin amargar.


4 Conciencias Opinan:

MAIA dijo...

¿Quién eres? En verdad te lo pregunto, tal como me pregunto a mí: ¿quién soy?.

Tantas veces nos preguntamos esto una vez iniciada la búsqueda espiritual, que durante gran parte del camino nos respondemos según lo que la filosofía o las religiones enseñan. Pero de verdad vuelvo a preguntarme en voz alta (y tú pregúntate conmigo por favor) ¿Quién soy?.

No me digas una respuesta aprendida. No quiero una respuesta que tenga que ver con tan sólo un pensamiento. ¿Quién Soy?.... Allí está mi respuesta, la he sentido! ¿A ti te pasa lo mismo? Ese es el problema: la he sentido, pero no puedo expresarla con palabras. Siento que las palabras enturbian lo que es clarísimo como el agua de un manantial. Las palabras pueden comunicar muchas cosas, pero son muy limitadas para comunicar lo que vibra en el alma.

Qué íntimo! Qué bello! Qué eterno!. Gracias. Gracias a Todo lo que Es, y Es Uno con mi ser!.

Es algo como esto: vas a un lugar paradisíaco, te sumerges en la contemplación de ese sitio, lo respiras, lo vives, lo absorbes no sólo con los sentidos sino con el alma. Luego de unos días, vuelves a casa. En tu oficina, muchos quieren saber adónde fuiste a descansar. Te dicen: cuéntanos, vamos! ¿cómo es el sitio donde estuviste?... Tú sabes bien que nada de lo que digas describirá ni en una mínima medida lo que sentiste ¿no es así?

Recuerdo la parábola de las dos ranas. Dice este escrito que había dos ranas que vivían en un pozo. El pozo era bastante hondo. Aún así, las ranitas habían logrado sobrevivir porque caían en él varios insectos que las mentenían vivas. Una de las ranas estaba conforme con esta vida. Nadie venía a molestarla a su pozo, tenía alimento suficiente, y cada tanto caía sobre sí una refrescante lluvia que la alegraba y hasta la hacía cantar.

La otra ranita tenía otra naturaleza: no estaba conforme. Sentía que había algo más que ese sitio. Desde abajo ella sólo podía ver el cielo, y anhelaba con todo su corazón ver que había más allá. Durante varios días, esta ranita intentaba trepar para salir del pozo. La otra que veía inútil esto, le decía: ¿para que te esfuerzas? ¿no ves que te lastimarás? ¿no tienes aquí todo lo necesario para vivir? Somos ranas! ¿Qué más necesitas? Yo soy una rana, tú eres una rana. Tenemos insectos, frescura, agua, estamos seguras en esta casa ¿para qué salir?.

MAIA dijo...

La rana que intentaba trepar las altas paredes, pensaba que en gran parte era real lo que su amiga planteaba. Pero algo en su ser la impulsaba más allá. No tendría paz si no hacia el intento. Y así, pese a los dichos de su amiga, un día alcanzó la superficie. La otra rana vio como su compañera se fue. Ella se quedó en el pozo, con su vida de siempre. Estaba un poco triste porque estaba sola. Pero ella pensaba haber hecho lo correcto. Al fin y al cabo, era una rana... Pasaron unas cuantas semanas. La ranita volvió. Saltó al pozo: estaba tan feliz!...

- Qué! Qué! ¿Qué te pasa que estás tan feliz? ¿Qué has visto?!!! Dijo sorprendida la rana del pozo.

- Es tan hermoso...tan inmenso lo que he visto...no sé cómo compartirlo...

- ¿Inmenso? Lo más grande que hay es este pozo ¿cómo es de grande? ¿así? (y dio la rana un brinco para saber si la distancia era ésa)

- No! No! es mucho más grande - respondió la otra.

- ¿Cómo? ¿así?. (Y dio dos brincos, cubriendo una gran distancia en el pozo)

- No hermanita! no! es mucho mas grande!

- No puede ser más grande que esto! (y dio unos brincos tan largos que cubrió todo el largo del pozo)

- Sí hermanita, es muchísimo más grande que eso! He venido a buscarte, para que tú misma lo veas, porque jamás podré explicarte cuan grande es!

La ranita del pozo tenía mucho miedo. Todo lo seguro que conocía estaba en ese pozo. Y ahora esta hermana suya, había salido y regresado. Y lo más inquietante: regresó tan feliz! Su amiga la alentó, le dijo que irían juntas. La rana del pozo se decidió luego de muchas cavilaciones. Se ayudaron mutuamente para salir de allí.

Las dos ranas salieron, y nunca más regresaron a ese pozo. Sin embargo, a medida que realizaban su viaje por nuevas tierras, se detenían en los pozos y ayudaban a salir a otras ranitas. Aunque la realidad es que no muchas quisieron salir de sus pozos....

Esta historia me la contaba Lakshahra cuando yo le preguntaba cómo era Dios. Yo estaba como un niño juguetón, siempre halando de una de sus mangas cuando lo veía con los ojos llenos de lágrimas y una sonrisa en su semblante. Yo sabía que él veía algo que yo no estaba viendo.

HACE DIAS QUE LE DABA VUELTAS A ESTE TEXTO Y ENCONTRÉ ESTE OTRO EL CUAL LE DA RESPUESTA.

QUIENES SOMOS SERES BUSCANDO FUERA LO QUE TENEMOS DENTRO.

BESOS Y ABRAZOS PARA TODOS.

Ra. dijo...

El poder de la palabra enunciada, vocalizada, lanzada como un grito de pregunta y descubrimiento.

Pregunta a Nadie y a Todo, a la Fuente Eterna desde una de las hermosas particulas Divinas en Experimentación Consciente, desde una temprana etapa en 3-D. Eso es lo que Somos.

Al hacerme eco de mis propias respuestas ya no puedo preguntar, pues la duda empañaria la transparencia de mi propio espejo.

Mis respuestas no son aprendidas de libros ni escritos, ni escuchadas de sesudas conversaciones en cualquier frecuencia vibratoria, solo son respuestas vivas en sentimiento adaptado a un tosco lenguaje que desea comunicar al participar y que participa comunicando.

Bello es el comunicado, pues la belleza solo existe en la mente que contempla.
Bella es la fabula de la ranita que vuelve, lo mismo que el hijo pródigo que con sus respuestas alimenta ilusiones en las mentes que ávidas de aventuras preguntan.
Bella es la acción de sembrar la simiente despertadora de la duda, en el corazón de seres inquietos por sus propias respuestas.

Tu, Yo, Nuestro Ser se expande en la Morfogénesis del Conocimiento creciendo exponencialmente empujado por la Luz de la Comprensión Divina.

Aunque enturbien, las palabras han de ser pronunciadas, pues en ellas reside la duda que acciona los resortes que hacen que nuestro movimiento se inicie. Lo demás... reside en la orientación.
Gracias por estar ahí.
Gracias por leer.
Gracias por comentar.
Gracias por tener dudas en movimiento y respuestas en calma.

Un abrazo en fusión de Vida.
Ra.

MAIA dijo...

Gracias a ti por inspirarnos y hacer que la PREGUNTA CLAVE, sea meditada de nuevo y contemplada desde otro ángulo para dejar paso a la respuesta acertada, interiorizándose y haciéndose cada vez más evidente y clara.

Gracias por hacer patente tu desarrollo y evolución,ayudando a otros a ese tránsito y camino que en algún momento hemos de recorrer.

Las dudas son buenas por lo que nos hace buscar respuestas. Estas no siempre nos satisfacen y hemos de seguir adelante con más dudas y más respuestas, cada vez más claras.

Espejo, velos, interior, ser, fuente, luz, claridad, equilibrio, fluir,

Todos estos vocablos están en las respuestas. Colocarlos en su sitio es un trabajo en ocasiones agotador y fustrante. Cuando hayas la respuesta se llena de gloria.

No es así?

abrazos hermano.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

enlaces patrocinados

Todos los Artículos...

Entradas mas vistas de la Semana

Las 10 Entradas más leidas del blog

¡¡ Ahora ya puedes leerlo gratis en tu dispositivo móvil !!

Book Trailer "el secreto de tiamat"