“No vayas detrás de mí, tal vez yo no sepa liderar. No vayas delante, tal vez yo no quiera seguirte. Ve a mi lado para poder caminar juntos.”
Proverbio Ute

Disonancia Cognitiva: Homo Servus


[...] Hay algo profundamente cierto acerca de la imagen de los monos sosteniendo sus manos sobre los ojos, los oídos y la boca: transmiten un mensaje preocupante, el de la obediencia a la autoridad: "no ver, ni escuchar ni hablar verdades dolorosas" [...]

Hay una epidemia sobre fenómeno psicológico llamado disonancia cognitiva en el mundo de hoy. Todo el mundo es susceptible de la disonancia cognitiva en un grado u otro, pero, para muchos observadores, parece ser especialmente frecuente en promedio, para el mundo occidental hoy en día.

La disonancia cognitiva se refiere al malestar psicológico o emocional sentido cuando uno se enfrenta a nueva información o de una nueva realidad que contradice las creencias profundamente arraigadas o sistemas de creencias que siempre se han tenido y se valoran como puramente ciertas. Este fenómeno psicológico aparece especialmente entre las personas que han sido víctimas de los comerciales de televisión y otros métodos de lavado de cerebro y la propaganda. También es cierto de los miembros del culto que está dirigido por un líder carismático o la pertenencia a algún otro sistema autoritario, incluyendo padres punitivos y el adoctrinamiento religioso y/o político. ( por poner un ejemplo, en el plano político, en España resulta impensable que un diputado vote en contra de una propuesta de su propio partido: disciplina de voto, lo llaman…..Otro buen ejemplo de la disonancia cognitiva y la negación son para con ciertos fundamentalistas religiosos que, mientras profesan que la Biblia es infalible, tienen que estar en la negación del hecho de que existen numerosas contradicciones e inconsistencias internas entre las enseñanzas éticas del Antiguo Testamento que a menudo justifica la violencia homicida y la ética no violenta de Jesús, que prohíbe la violencia homicida.)

Cuando hay una confrontación de creencias contradictorias y mutuamente excluyentes, la gente inteligente, de mente abierta y reflexiva suelen estar dispuestos a cambiar de opinión por reevaluar sus posturas previas, mirando con cuidado y honestidad las nuevas pruebas, volver a evaluar la credibilidad de las dos posiciones y luego tomar la decisión de aprobar o rechazar la nueva información, dependiendo de la evidencia ante ellos.

Una mente cerrada, distraída, desinformada, ignorante, demasiado ocupada, adicta o intensamente conservadora no puede, por diversas razones, tiempo, la inclinación, o la voluntad política para mirar nuevas pruebas que pudieran ir en contra de sus arraigadas creencias. Por lo tanto, pueden inconscientemente o por reflejo rechazar la nueva información, aunque la evidencia sea abrumadora y demostrable cierta.

Líderes de opinión y agentes de desinformación gustan proclamar simplistas explicaciones, superficialmente plausibles de eventos complejos, especialmente cuando los intereses corporativos o estatales están en juego. Estas entidades contratan a astutos expertos en comunicaciones que son verdaderos genios a la hora de "explicar / propaganda" todo con frases concisas así como sus "reportajes" (que en realidad son piezas de propaganda) que la mayoría de nosotros patrióticos (y con muy corto lapso de atención) queremos creer. Incluso situaciones muy complejas como las invasiones o ataques contra naciones soberanas, a menudo sólo se dan explicaciones simplistas, cuyos puntos de vista rara vez son opuestos cuando se exponen en los medios.

Operaciones de bandera falsa son, eventos de propaganda pre-planeados, inteligentes, que los gobiernos orquestan con el fin de que puedan justificar el ir a la guerra. Ejemplos de operaciones bandera falsa son el 9/11, el incendio del Reichstag de Berlín, la Operación Northwoods y el episodio del Golfo de Tonkin .Estas operaciones de bandera falsa (aceptadas como verdad por la mayoría de la gente), engañan a muchos senadores y representantes supuestamente inteligentes, así como presidentes. Por supuesto, también hay que preguntarse cuántos de nuestros llamados líderes en el otoño de 2001 se encontraban en el engaño o ya formaban parte del encubrimiento (y por lo tanto, un cómplice del crimen).

La triste verdad que reina nuestros días es que muchos ciudadanos simplemente quieren ser guiados por un líder carismático o un atractivo Primer Ministro o Presidente, porque ¿hacia dónde nos dirigimos si estos ciudadanos no son capaces de utilizar lo que ya puede ser su atrofiado pensamiento crítico? Acabaremos pidiendo ser esclavos.

Todos hemos visto la imagen de los "tres monos sabios". Hay algo profundamente cierto acerca de la imagen de los monos sosteniendo sus manos sobre los ojos, los oídos y la boca: transmiten un mensaje preocupante, el de la obediencia a la autoridad: "no ver, ni escuchar ni hablar verdades dolorosas", hay que ser buenos patriotas y no vulnerar la promesa de lealtad a la bandera.


0 Conciencias Opinan:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

enlaces patrocinados

Todos los Artículos...

Entradas mas vistas de la Semana

Las 10 Entradas más leidas del blog

¡¡ Ahora ya puedes leerlo gratis en tu dispositivo móvil !!

Book Trailer "el secreto de tiamat"