“No vayas detrás de mí, tal vez yo no sepa liderar. No vayas delante, tal vez yo no quiera seguirte. Ve a mi lado para poder caminar juntos.”
Proverbio Ute

EL PODER DE LA CREACIÓN




¿Quien soy? Ni yo mismo lo se, en todo caso soy tu propia voz que retumbaba en las paredes del infinito....

El Poder de la Creación - Historias escuchadas...

Caminando por ahí me contaron este cuento tradicional de la India:

Se trataba de un hombre que llevaba muchas horas viajando a pie y estaba realmente cansado y sudoroso bajo el implacable sol de la India. Extenuado y sin poder dar un paso más, se echó a descansar bajo un frondoso árbol. El suelo estaba duro y el hombre pensó en lo agradable que sería disponer de una cama. Resulta que aquél era un árbol celestial de los que conceden los deseos de los pensamientos y los hacen realidad. Así es que al punto apareció una confortable cama. El hombre se echó sobre ella y estaba disfrutando en el mullido lecho cuando pensó en lo placentero que resultaría que una joven le diera masaje en sus fatigadas piernas. Al momento apareció una bellísima joven que comenzó a procurarle un delicioso masaje. Bien descansado, sintió hambre y pensó en qué grato sería poder degustar una sabrosa y opípara comida. En el acto aparecieron ante él los más suculentos manjares. El hombre comió hasta saciarse y se sentía muy dichoso.

De repente le asaltó un pensamiento: “!Mira que si ahora un tigre me atacase!” Apareció un tigre y lo devoró.


Y cuando ya de noche me volvía a casa, alguien con acento árabe se acercó a contarme la siguiente historia:

Un curioso quería saber cómo eran el cielo y el infierno. Su obsesión se fue acrecentando, hasta que una noche soñó que alguien lo invitaba a visitar un campo donde había una gran olla repleta de exquisitos manjares. Alrededor de esa olla se encontraba un grupo de personas, todas tristes, delgadas y de mal aspecto. Cuando siguió mirando, comprobó que todas tenían en las manos una cuchara demasiado larga, de manera que nadie podía llevársela a la boca. "Estamos en el infierno", le dijo el guía.

Después, éste le anunció que lo llevaría a conocer el cielo. De repente, el hombre, extrañado, vio que todo parecía ser exactamente igual que antes: las personas con sus largas cucharas y la olla con abundante comida. Sin embargo todos estaban felices, parecían sanos y bien alimentados. Cuando se fijó mejor, observó cuál era la diferencia: allí se daban de comer unos a otros.

Maia



youtube.com/user/djahai2

6 Conciencias Opinan:

Marko*92 dijo...

wow, buenisimos los 2, el del tigre me dio un poco de risa, como inconscientemente el hombre se hecha tierra a si mismo depsues de algo tan bueno, en vez de celebrar disfrutar y agradecer que esa magia fue puesa en su vida. Y lo del cielo y el infierno, sin palabras, puesto de una manera tan profunda y sencilla que me fascino, muchas gracias maia

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola

¡Qué bello el relato! Magnífico para reflexionar y aprender que no debemos tener miedo y que hay que frenar nuestros pensamientos negativos.

Gracias por mostrarnos las dos visiones, de dos mundos, que en el fondo es uno mismo.

Un saludo.

Ángel Khulman dijo...

Sigue Maia caminando por "ahí" y comparte tus encuentros como lo haces ahora, con sencillas y profundas enseñanzas.

Un abrazo fraterno

MAIA dijo...

Gracias a los tres MARKO*92,Mandalas, espacio abierto y Ángel khulman, por vuestros agradecidos comentarios.

Un fuerte abrazo.Ángel lo haré.

Pepe Candelas dijo...

Muy buenos relatos. El primero lo he escuchado varias veces en una frase mas simple: "Cuidado con lo que deseas porque se puede volver realidad" y mas que cuidarnos de desear algo que pueda lastimarnos a nosotros mismos, creo que es sobre desear algo malo a los demas de lo que debemos cuidarnos. Cuantas veces, en un momento de colera, no hemos dicho palabras ofensivas incluso a las personas que amamos y despues nos arrepentimos, incluso algunos han perdido a seres queridos sin haberle dicho un "lo siento".

Por otro lado el segundo relato me tomo por sorpresa ya que antes de terminar de leerlo imaginaba como serian esas cucharas y el movimiento que podria intentar para comer pero no fui capaz de imaginar lo sencillo que era solucionarlo. Cuan egoistas somos en verdad.

Saludos.

MAIA dijo...

Gracias Pepe Candelas. Sí que son buenos relatos y son para abrirnos conciencia de las consecuencias que tienen nuestros pensamientos y nuestros actos.

Un abrazo afectuoso.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

enlaces patrocinados

Todos los Artículos...

Entradas mas vistas de la Semana

Las 10 Entradas más leidas del blog

¡¡ Ahora ya puedes leerlo gratis en tu dispositivo móvil !!