“No vayas detrás de mí, tal vez yo no sepa liderar. No vayas delante, tal vez yo no quiera seguirte. Ve a mi lado para poder caminar juntos.”
Proverbio Ute

El Dinero es Sueño, las Deudas También. Valor, Pago y Deuda


El dinero no existe. Esto, que parece una tontería cuando lo oyes, es muy importante asumirlo porque inconscientemente seguimos pensando en él y en las deudas como algo real. Así que no lo busques en los bancos, ni en los cajeros, ni en los cheques, ni en los ordenadores... no lo encontrarás. De hecho, jamás lo podrás ver ni tocar.

Tampoco pienses que lo tocas cuando tocas un billete o una moneda, porque si tu gobierno decide que eso ya no es dinero, dejará de serlo. ¿Conoces algún elemento de la naturaleza que deje de existir solo por decisión humana? Además, los billetes y monedas no son dinero en sí, solo son contenedores de dinero, igual que un cheque o una cuenta bancaria.

No se sabe qué composición molecular tiene ni cuál es su peso atómico. No interactúa con otros elementos de la naturaleza.


Se puede imprimir en cualquier soporte. Una pequeña cantidad de él puede requerir una gran cantidad de metal o papel. Por ejemplo, la deuda exterior de EEUU puede llenar de papel todo un rascacielos y, a su vez, todo el dinero del mundo puede caber en el objeto más pequeño que te puedas  imaginar.

Su existencia solo es mental y las leyes que lo rigen son moldeables a voluntad.

Imagina que, de repente, la gente que rodea a Bill Gates ignorara su dinero. Se convertiría inmediatamente en alguien normal, lo que siempre ha sido. Su dinero existe solo en la medida en que los demás creen en su existencia. Sin embargo, si alguien tiene una manzana en la mano, por mucho que los demás intenten ignorarla, esa manzana seguirá estando ahí. Se la podrá comer cuando quiera.

Como dijimos, las llamadas autoridades pueden decretar que las monedas que utilizas ya no son dinero, desde ese momento ya no podrás hacer uso de ellas. Habrán perdido toda su utilidad. ¿Crees que si esas mismas personas decretaran que la silla en la que te sientas ya no es una silla ya no podrías usarla como tal o te caerías al suelo?

El dinero  tiene las mismas características físicas que el reino de Fantasía, del libro La Historia Interminable: en cuanto la gente empieza a dejar de creer en él, desaparece.  Entonces, ¿Por qué tanta gente llama "frikis" a quienes se reúnen en convenciones para hablar de Star trek pero luego escuchan muy serios todo lo que se habla en las cumbres sobre economía, teniendo estas un gran seguimiento periodístico?

La única diferencia entre ambos casos es que el primero no hace daño a nadie, mientras que el segundo puede destrozar la vida a millones de personas. Hasta hay carreras universitarias sobre economía que requieren años de estudio. Lo curioso es que hablar de esta realidad es algo que se rechaza casi inmediatamente. Enseguida se intenta ridiculizar a quien lo hace. Es como un sistema de autodefensa que salta automáticamente cuando peligra la realidad en la que creemos.

¿Te has preguntado alguna vez por qué las grandes catástrofes que predicen los entendidos en economía pocas veces se cumplen? Todos hemos oído decir incluso a algún premio Nobel de economía "si x país hace x cosa ocurrirá x catástrofe", siendo abalado por muchos otros, y luego no ocurre nada; "si x región no cambia x cosa, en x fecha ocurrirá x desastre"; "es imposible que el banco x pida x dinero sin que x se arruine"... y luego, nada de nada. La inexistencia del dinero hace que sus reglas sean moldeables a voluntad. Es infinito. Puede escasear o brotar a chorros de las fuentes más inesperadas. 


Sus reglas no son fijas, sino que las moldean a voluntad quienes lo controlan oficialmente. Por eso, en tiempos de crisis, a los expertos les es tan difícil acertar, porque lo imposible se vuelve posible con total naturalidad. Así que cuando oigas que llegó una crisis, ten por seguro que esta se está dando por la conveniencia de unos pocos o para tapar un problema mayor... o ambas cosas a la vez.

Si las reglas del parchís nos dan problemas podemos cambiarlas, pero las del dinero no. ¿Por qué? Pues porque eso no interesa. Los puestos de privilegio que ostentan quienes dictan las normas estarían en peligro, así como la vida cómoda de ese pequeño porcentaje de la población que está encantada con dichas normas. Por eso nos hacen creer que si las cosas no son así nos irá terriblemente mal. Es como si un grupo de esclavos rezara para que al señorito los negocios le fueran bien, porque, si no, la cantidad de azotes que recibirán será mayor que de costumbre y la ración de comida, menor.

Es natural querer escapar de semejante situación en cuanto eres capaz de reconocerla. Estamos en una situación en la que cada vez más esclavos empiezan a percibir su situación, pero aún el resto les recrimina con la cantinela redactada por los amos: "Podemos romper nuestras cadenas, saltar la verja y ser libres, pero ¿cómo nos vamos a organizar, qué vamos a comer? ¿Cómo nos protegeremos unos de otros, si somos de lo peor? Aquí, al menos, el señorito nos organiza, nos da comida y techo, ¿conoces otra cosa mejor?".

En realidad, el señorito no sabe hacer una mierda. La comida la hacen ellos, las chabolas donde viven las hacen ellos y ellos mismos se organizan; unos se encargan de unas cosas y otros de otras; otros se encargan de dirigir las labores e incluso de dar los azotes (a no ser que el señorito sea un sádico al que le guste darlos personalmente).


Solo siguen las directrices maestras del señorito al que no necesitan para nada y cuya única labor es encargarse de que lo crean imprescindible. Yo no imagino un grupo de esclavos en el que ninguno de ellos pueda sugerir la idea de escapar porque si no los demás le exigirán un plan exacto de cómo vivirán una vez en libertad. Lo primero es escapar, dejar atrás lo que les oprime. Luego se hará camino al andar.

Pocas cárceles son tan efectivas como las que crean el valor (dinero u otro medio), el pago y la deuda. No ves sus barrotes pero eres incapaz de ir más allá de ellos, no distingues sus límites pero eres incapaz de rebasarlos. Y si te preguntan, dices que vives en total libertad. Nos mueven a realizar los excesos y despilfarros más colosales con total naturalidad, nos impiden hacer lo necesario por muy vital que sea, también con total naturalidad. Es el mundo de lo absurdo y lo injusto en su máxima expresión. Y nos han hecho creer que somos incapaces de otra cosa.

Sabemos que es posible tener el plato lleno sin tener que luchar contra nadie. Y sabemos que hay suficiente para llenar todos los platos que están en la mesa. Y saberlo nos hace desear con todas nuestras fuerzas el sistema que por lógica y justicia deberíamos tener. Por eso, a medida que empezamos a despertar, empezamos a rebelarnos.


Probablemente esto rechinará en muchos oídos, pero no hay que luchar contra el sistema; es inútil. Además, ya se cae por sí mismo. Muchos son los motivos por los que cae, pero entre ellos está el que mucha gente ya está dejando de creer en él. Así que lo más efectivo que podemos hacer es darle la espalda, y cuantos más seamos quienes lo hagamos, más rápida será su caída. Por ejemplo, ¿por qué crees que se esfuerzan tanto en vayas a votar? Poco les importa por quién lo hagas, lo que de verdad les importa es que sigas reafirmando físicamente tu creencia en el sistema. Eso también les vale para que cuando las cosas sigan yendo igual de mal nos echemos la culpa unos a otros: "disfrutad lo votado", "tenemos lo que nos merecemos", etc., son frases muy conocidas. Si a quienes nos gobiernan les dieran a elegir, preferirían mil veces ver a la gente saliendo a la calle a luchar contra el sistema aunque sea de forma violenta antes que empezaran a darle la espalda, porque ese sería su fin.

¿Te has preguntado por qué a quien te paga el sueldo le cuesta mucho menos esfuerzo reunir el dinero necesario para pagártelo que a ti? ¿Cómo es posible que a esa persona le baste simplemente con hacer llamadas, firmar papeles y hacer algunos desplazamientos para ganar lo suficiente como para pagar todos los sueldos que debe abonar y que al final le sobre? Las normas del sistema siempre lo han dictaminado así desde hace milenios.  Así que el capitalismo no es el sistema, solo es la forma actual de administrarlo.

Es más fácil trabajar con el valor de las cosas que con el esfuerzo y el sacrificio personal, proporciona muchos más beneficios y requiere mucho menos esfuerzo, por eso está más restringido. Cuando se actúa así se logra acaparar más esfuerzo y sacrificio personal a nuestro servicio. Todos lo hacemos en mayor o menor grado, por ejemplo cuando invertimos una porción de nuestro limitado sueldo en que alguien nos sirva una copa, nos dé cierto artículo o nos preste cualquier servicio. Siendo los más poderosos quienes lo hacen de forma masiva.

¿Somos todos malos? No, simplemente actuamos acorde a unas reglas que creemos naturales: valor, pago y deuda. Ha sido así durante tantos milenios que hasta lo hemos incorporado a nuestras religiones: "si eres malo pagarás con el infierno", "si haces buenas acciones te ganarás el cielo", "si haces esto tienes una deuda kármica que debes pagar en otra vida"...


Nada queda a deber. Lo que sucede aquí son cosas de aquí, y aquí todo está compensado de forma natural. Nadie tiene deudas, y mucho menos espirituales. Si subimos una pesada bolsa de compra a nuestra anciana vecina del quinto, esta no nos deberá nada. Ni siquiera nuestro cuerpo distinguirá si el gasto energético lo hacemos para nosotros o para otra persona. Alimentamos y cuidamos a nuestros hijos, a nuestros mayores, incluso a nuestras "mascotas" y estos no nos deben nada. Da igual si lo que hacemos lo hacemos para nosotros o para otros. Nada se debe, nada hay que pagar; son inventos humanos. Si alguien nos da un puñetazo no le debemos otro. Llevamos milenios pensando que esto es así, mientras que la realidad física nos demuestra continuamente que no es cierto, por muchas vueltas que le demos. Continuamente vemos casos de personas que, siendo malvadas, jamás reciben castigo alguno, mientras que otras, siendo bondadosas, son "castigadas" continuamente. No es que la realidad sea terca, es que es la que es. Y esta nos demuestra una y mil veces que eso de que "según hacemos merecemos" y que "cuanto más nos esforzamos a más tenemos derecho", es pura ilusión.

Digamos que, resumiendo bastante, "la conexión nos trae el cielo y la desconexión el infierno". La empatía es el paraíso en la Tierra. Cuanto más nos preocupamos por nosotros mismos mayor es nuestro infierno, aunque desde afuera parezca lo contrario. Vivimos por dentro. Es habitual hacer desconexiones selectivas para obtener placeres temporales a costa de otras personas. Así, y resumiendo aún más, podríamos decir que "nuestro infierno aumenta en la misma medida en que aumentamos nuestra atención por nosotros mismos". Todo lo contrario de lo que promulga nuestro milenario sistema, que hasta ha creado departamentos especiales dedicados a fomentar la competitividad.


El mundo solo lo podemos cambiar nosotros y no el onírico mundo de las deudas y los pagos, regulados por el inexistente dinero.

Se deja morir por hambre y enfermedad a millones de personas en el mundo solo porque carecen de algo que ni siquiera existe. Debemos enviar dinero para que alguien en algún lugar decida que entonces sí vale la pena ayudarles. Si no se paga la ayuda, esta no se puede dar, por "una extraña ley de la física aún no esclarecida".

Quienes sufren deben hacer méritos para recibir ayuda. Si no los hacen, entonces dependen de que la generosidad de unos motive la voluntad de otros que sí pueden ayudar pero les es "imposible" mientras no haya pago por medio. A su vez esta generosidad nos la paga Dios o nuestra conciencia, según dicte la creencia implicada en el proceso. Valor, pago y deuda.

¿De verdad crees que conquistamos el espacio gracias al dinero? ¿Crees que hay tanta gente pasando hambre por falta de dinero? ¿Crees que la razón por la cual no se logra encontrar la solución a tantos problemas es porque no se invierte el dinero suficiente? ¿En serio? El dinero no resuelve problemas, tampoco los crea. Todo eso lo hacemos nosotros solos. Analízalo bien y te darás cuenta. 

La empatía es la solución definitiva a la inmensa mayoría de los problemas de la humanidad. Es la actitud más anti sistema que podamos tener. Y no creas que es una utopía, eso es lo que quieren que creas quienes tienen miedo al cambio. Aún no nos conocemos como especie. La historia no nos sirve como referencia porque siempre ha estado basada en el mismo sistema. Da igual la época o el lugar de la Tierra al que se refiera, siempre ha gobernado el mismo sistema: valor, pago y deuda. Nunca hemos intentado dar la espalda a este milenario modelo.

Internet es un maravilloso campo de pruebas que nos pone sobre la pista de cuál es nuestra verdadera forma de ser. ¿Nunca te preguntaste por qué la gente empezó de forma espontánea a compartir archivos a través de la Red en cuanto tuvo la oportunidad de hacerlo? La mayoría no recibe compensación alguna por ello ni la esperan, solo comparten por el placer de compartir. Ten la seguridad de que si por Internet se pudiera compartir también la comida se acabaría el hambre en el mundo.

El sistema lucha encarnizadamente contra esto, porque no soporta que se le deje de lado e inventa mil excusas para frenarlo, pero no puede porque es algo que está más allá de sus dominios. Es como decir que es algo que ocurre más allá del reino de Fantasía.

Siempre hay alguien que intenta recordarnos que "eso es imposible porque somos de lo peor" y que "en cuanto el sistema caiga comenzaremos a matarnos unos a otros". Lo primero que nos viene a la mente es que se formarían dos clases de grupos, unos de colaboración y supervivencia y otros de salvajismo y rapiña, lleno de asesinos y violadores. ¿Qué hipotético grupo crees que sería el más numeroso, el de los que cooperan o el de los que asesinan? ¿A cuál te unirías tú: al de los asesinos, en donde debes dormir con un ojo abierto para no ser la próxima víctima, o al de los que cooperan, donde si tienes un problema los demás te ayudan? Además, no sabemos realmente cómo será. No hay referencias. No es un proyecto, es un camino... y el camino se hace al andar. Tampoco es una decisión sino que, en cuanto lo comprendes, se convierte en algo natural, como nacer.

El gusano no decide transformarse en mariposa, simplemente se transforma. Antes era un gran depredador de recursos, arrasaba cosechas enteras. Después, una vez convertido en mariposa, ayuda a polinización de millones de flores.


Fin

¿...o comienzo?


Realización

Patricia 
Carlos
 Andrea
Manolo
Estela
Emilio
María 
...
y 7.000 millones de personas más.

9 Conciencias Opinan:

Miguel Angel dijo...

Totalmente de acuerdo si,es el cancer actual y el de todos los tiempos,pero todos estamos anclados a el en mayor o menor grado,desde el mas pobre hasta el mas avaro y explotador que pueda existir.No se cuanto tiempo se necesitara para dejar de pensar en el y que desaparezca pero estoy seguro que aun queda mucho tiempo para que eso ocurra,todos tienen miedo de no tenerlo y es un miedo si bien lo miras real,por que sin el no puedes vivir de ninguna forma,una cosa son los lujos y otra tener lo basico.

Yo creo que se muy bien que pasara y cuando,mientras en el mundo haya gente que tiene y gente que no tiene todo seguira igual,aqui si le podriamos aplicar literalmente alcanzar la masa critica,la gente somos de este pensar:"si vale,esta todo muy mal pero mi familia y yo nos apañamos de momento y me sabe mal todos esos que estan pasando penurias,me sabe mal pero ya se apañaran,nosotros estamos bien y eso es lo unico que me importa".

Queramos o no y a dia de hoy,las personas somos asi de egoistas e hipocritas,estamos aun muy lejos de comportarnos como deberiamos y creo que por eso mismo todo va precipitar aceleradamente para el cambio,avecino mucho caos y muchisimo sufrimiento,la gente sigue pensando en si misma cuando a las manifestaciones se deberia sumar TODO el pais entero,cuando mas cerremos los ojos mas duro va ser.

Saludos!

Marian dijo...

Hola!! Pues creo que es tal como tu dices..yo he iniciado una nueva experiencia en mi vida, desde hace un tiempo quede sin trabajo fijo(trabajaba para ministerio educacion en Argentina) cuando se vino todo este jaleo del 2002, caida del gobierno y corralito, me fui a vivir a Italia, en una colina del Monferrato!!1y alii experimente el vivir dia a dia con lo que recibia de las personas que vivian alli..enseguida ofreci mis servicios para cuidar ancianos, niños, casas vacias, animales..etc. ..y siempre tuve trabajo y pude mantenerme y ayudar a mi hijo a estudiar!! confie siempre en la Providencia!!! y que el "dinero que necesito" siempre esta!!!Ahoravivo en la Argentina..y tambien hagolo mismo!!!! me digo : necesito el dinero para hoy! y deseo que venga..y siempre me llega alguna persona que me necesita y me pagan y cubro mis necesidades!!!lo recibo y lo gasto ..siempre circula..a veces deseo coprar algo y no lo tengo ..y descubro que "eso que queria comprar no era tan urgente!!! asi m siento mas libre...vivo como decia (Evang. Jesus) a cada dia su afan"!!! y es mucho mejor!!

JOE dijo...

Excelente artículo. Gracias por compartirlo.

Pienso que el sistema actual forma parte de un círculo vicioso. Uno puede darse cuenta de que estamos viviendo una ilusión, una mentira pero todo en su conjunto nos arrastra abruptamente. Media humanidad se despierta cada día para estafar y dañar a la otra mitad eso es la verdad palpable.

El día que el falso sistema se caiga, la humanidad se volcará contra si misma. Muchos escritores y canalizadores de supuestas entidades de luz nos dicen que la humanidad está evolucionando espiritualmente y se dirige hacia un cambio inminente. Yo pienso que es lo contrario y no es por ser pesimista, pero cada vez hay mas injusticia y mas gente mala sobre todo en la clase gobernante.

A pesar de todo esperemos que se llegue el día de un nuevo comienzo. La esperanza es uno de los pilares que nos mantienen vivos.

Caminante dijo...

Después de leer esto es como para replantearse muchas cosas.

Por ejemplo, ¿cómo es posible que cuando nos "dan" un préstamo, para pagarlo tengamos que levantarnos todos los días para ir a un lugar que normalmente no nos gusta, día tras día, año tras año, mientras que quien nos lo "dio" solo tuvo que teclear un poco y echar alguna que otra firmita? Es que si a esa persona que te lo "dio" le preguntas dentro de un año, ni se acuerda de ese momento. Lo que para ti supone un esfuerzo diario y continuado durante años, para ella quedó en el olvido hace mucho.

Otro ejemplo. ¿Por qué creemos que los productos de Mercadona son de Juan Roig? ¿Acaso los ha fabricado él, los ha manufacturado él? es más, ¿sabría cómo hacerlos? ¿sabría incluso dirigir alguna de "sus" centenares de tiendas? ¿todo eso es suyo porque lo dicen unos papeles? ¿cuál es el equivalente de jornales que tendría que trabajar para ganar lo que "tiene" con un sueldo de asalariado?

Otro ejemplo: Dicen que el proyecto del robot Curiosity costó 2.500 millones $, pero, ¿y si a los trabajadores, ingenieros y proveedores les hubieran prometido pagarles cuando finalizara el proyecto, no lo habrían podido hacer igual? Imaginemos que al final no hubieran cumplido su promesa. Lo hubieran enviado gratis, ¡jajajaja! Bueno, en realidad lo enviaron gratis. El dinero, tal como dice el artículo, solo sirvió para motivar las voluntades.

Y no sigo porque si no me envían a la policía para reeducarme a base de porrazos, jejeje

Anónimo dijo...

Caminante, y a todos los sujetos del comentario.
Tengo 18 años, estoy en 2 Bachiller, y voy a cambiar el mundo.
Literalmente, ya estoy en mi instituto organizando con alguna amiga congresos y charlas.
Vamos a cambiar el mundo, los seres de luz están observando.

Miguel Angel dijo...

Hola amiguete de 18 años:),pues hombre se agredece la intencion,sea por ti o no lo sea,a ninguno nos cabe ninguna duda de que el mundo va cambiar,eso es inevitable...Espero que estes trabajando en frases de hace 100 años y que esconden mucha verdad y respeto,son sumamente faciles de aplicar,frases tipo:lo que no quieras para ti no quieras para nadie,trata a los demas como te gustaria que te trataran a ti...y poco mas,es tanta la sencillez de la vida en si que se esta haciendo imposible vivir civilizadamente.

Pienso que hay un exceso de "amor" y de perder la personalidad y una carencia enorme de aplicar y de entender conceptos tan basicos como el que si no te gustaria que te robaran a ti la moto por que te disgustaria muchisimo,no se la robes tu a nadie y no le hagas sentirse de esa manera...si lo aplicamos a los perros nunca lo abandones,el nunca lo haria...tanta simplicidad me acojona,simplicidad que aplicada en cualquier termino de la vida en mayor o menor escala haria de nuestra experiencia una dulzura el existir y nos evitaria el 99% de los problemas actuales...

Un saludo!

Caminante dijo...

Anónimo, claro que vas a cambiar el mundo, de hecho ya lo estás cambiando. La labor que realizáis las personas como vosotros es imprescindible, es como colocar faros en el camino. Tenéis el eterno agradecimiento de todos los millones caminantes del mundo.

Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

El sistema monetario fué diseñado como una barrera para nuestro poder de manifestación. Me explico: cuando deseas adquirir algo, no te enfocas en ese "algo" en sí, sino en la cantidad de dinero necesaria para obtenerlo. Es por lo tanto, una barrera.
Hay que enfocarse en el "algo", sin pensar en el cómo, el cuando......

Anónimo dijo...

que insolita la vida.......porque todo lo que yo quiero es gratis (mirar los atardeceres en una playa frente al mar, etc etc), pero......para volver a la naturaleza te hacen trabajar, je

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

enlaces patrocinados

Todos los Artículos...

Entradas mas vistas de la Semana

Las 10 Entradas más leidas del blog

Book Trailer "el secreto de tiamat"


https://elsecretodetiamat.blogspot.com/

Disponible en formato digital (Epub).