“No vayas detrás de mí, tal vez yo no sepa liderar. No vayas delante, tal vez yo no quiera seguirte. Ve a mi lado para poder caminar juntos.”
Proverbio Ute

Suficiente, nunca es suficiente


[...]el Ego sólo está en una búsqueda EXTERNA de títulos, halagos, piropos, posiciones, posesiones… y siempre quiere más y más de todo sin que nada le sacie.[...]

El Ego es esa instancia psíquica que se reconoce como “yo”, parcialmente consciente, que controla la motilidad (capacidad para realizar movimientos complejos y coordinados) y media entre los instintos del “ello”, los ideales del súperyo y la realidad del mundo exterior.

Sí, así se define al Ego. Así lo denuncia el diccionario (R.A.E.) desde el punto de vista psicológico. Pese a ello, y aunque la definición podría ser ampliada en numerosos datos para que se entendiera mucho mejor, lo que se pretende en este artículo, es identificar al Ego con rapidez para que deje de afectar.

El Ego que es una de las tres partes que se componen el ser humano (dicho muy resumidamente), siendo no sólo la que controla la motilidad, sino que además, llega a eclipsar la libertad y la voluntad del individuo, que no anularla, pero sí la imposibilita por períodos determinados de corta, media o larga duración, aunque lo peor es que sea indefinido, como sucede a una gran mayoría de los seres humanos.

Visto lo visto, lo que hay que ver realmente, es cómo localizar el Ego en una de sus múltiples manifestaciones para que deje de perjudicar en ese control de la motilidad. Así que habrá que reconocerlo. 

Reconocer al Ego propio, incluso al de los demás, es muy simple.

El Ego es esa parte que siempre quiere más cuando ya tiene lo suficiente, e incluso más que suficiente y de sobra. Aunque lo suficiente es, para el Ego, una manera de llamarlo, pues es suficiente lo que cree que lo es, aunque luego no es tal cual lo creyó en primeras instancias, pero se da la paradoja de que nunca lo es, y aquí radica la trampa en la que se mete el Ego.

El caso es que, llegado este punto, al Ego se le ha inculcado algo muy particular y determinado, se le ha adoctrinado y “educado” en el más, y más, y más… sin parar.

El Ego humano “impulsa” desordenadamente, a la adquisición de más bienes, de más prestigio, de más distinciones, de más… la lista sería un sin parar, sería larguísima de exponer, pero con que se ponga más y luego lo que sea, se puede un@ imaginar hasta dónde puede llegar ese listado.

Pese a lo expuesto, ese más posee una coletilla a la que se aludirá posteriormente. Ahora pongamos un ejemplo sencillito: y sea alguien que ha sido “educado” en su Ego, a tener más y más dinero. Lo que no se le ha dicho es dónde está el límite final (si es que lo hubiera, que no lo hay), tan sólo se le suele marca que ha de tener más. El problema es cuando consigue tener ese inicial “más” que se le marcó. Justo en ese momento, el Ego salta diciendo que quiere más, puesto que ha descubierto a alguien que tiene aún más dinero. Y en este instante salta la anunciada coletilla, aparece el qué: más que. Consecuentemente, cuando ya tiene más de lo que le habían inculcado, establece la comparativa con alguien que tiene más que él y empieza de nuevo la vorágine de tener más qué ese, y no para hasta conseguirlo. Pero cuando lo ha alcanzado, vuelve a repetirse lo mismo, pues siempre hay alguien que tiene más, y de nuevo la acción sin control se impulsa en un descontrol de más y más que le precipita en un desconcierto sin voluntad propia y sin libertad alguna hasta llegar a la nueva meta que se plantea. Meta, que cuando es alcanzada ya no es suficiente, aunque de entrada lo era.

Evidenciado lo anterior, es muy fácil localizar al ego en una de sus más evidentes manifestaciones: nunca es suficiente para el Ego. Aunque el Ego tenga el suficiente dinero para vivir con dignidad, se indigna porque otros tienen más qué él y se empeña en tener más que otros porque piensa que no tiene suficiente en comparación con esos otros. Y cuando tiene más qué aquel con el que se comparaba, surge, siempre otro que tiene más, y de nuevo se enzarza en esa pelea con tal de tener más y más.

Cuando se piensa en adquirir, sea lo que sea, desde lo externo a base de lo externo, es estar metido en la insuficiencia continuada que nunca se colma por más que se consiga.

El Ego es un devorador, un glotón insaciable, un aspirador que no para de succionar todo lo que se ponga por delante.

Cada vez que se adquieren más posesiones, por ejemplo, se produce una regla que es inversamente proporcional, y es que a más que consiga el Ego, menos se siente el Ego, más deficiente se siente el Ego, y la necesidad de adquirir más de lo que sea, siempre de lo externo, se convierte en su pauta de comportamiento y conducta. Y así puede ser que llegue al final de su vida y sea el más rico del cementerio, pero no es más qué eso.

El Ego sólo quiere más y más, y es un sin parar agotador.

Por tanto, de lo que se trata, es de darse cuenta que el Ego sólo está en una búsqueda EXTERNA de títulos, halagos, piropos, posiciones, posesiones… y siempre quiere más y más de todo sin que nada le sacie.

Un Ser Humano libre, libre del Ego, no posee nada por sólo poseerlo. Y lo que posea, alcance o consiga, lo disfruta en continuidad. Por tanto, cuando se ha vencido al Ego, todo lo demás, lo externo, lo deja ir, puesto que sólo son lazos, lazadas y nudos que ahorcan la libertad personal desde el Ego en su afán de más y más.

Sí, suficiente, nunca es suficiente para el Ego.

José Luis Marín

10 Conciencias Opinan:

Santiago Meridiano dijo...

Buenas noches, me dirijo a
usted señor Jorge, para decirle que admiro el tiempo que dedica de su vida en
mantener un blog, con buenos artículos y otros muchos falsos, no sé si es
consciente de ellos, quizás no lo sea y no dudo que crea en todo ello, pero sinceramente
y e corazón, si no sois investigadores, si no tenéis un avión y un grupo de
personas que os ayuden a ir de un sitio a otro a investigar e intentar
contrastar toda la información, para mi, usted está desinformando a la
población, con todos mis respetos es mi humilde opinión. Me gustaría invitarle,
como usted nos invita a todos los seguidores de su blog a que leamos sus
entradas, o contrastemos o veamos vídeos-documentales que publica, le invito a
que vea y analice el siguiente enlace que le envio. Soy Ingeniero geólogo,
desde hace más de 50 años, no tengo un gobierno detrás de mis espaldas que me
obligue a tergiversar una información, soy especialista en la interacción
terreno-estructura, hemos realizado muchísimas pruebas. Esto se está convirtiendo
en un circo mediático, porque somos gente que estudiamos unas carreras las
cuales ponemos en práctica y sobre esos estudios hay pruebas mas que evidentes,
y cualquier persona puede verlo, pero no desde su asiento giratorio en su casa.
Creo que es un insulto a todos los que nos hemos dedicado a estudiar tantísimos
años. Usted habla de no faltar al respeto a nadie, por lo que he podido
observar en algunos comentarios, pero con mis respetos, le vuelvo a repetir,
que con estos blog, se nos está insultando a todos los que medianamente nos
hemos buscado la vida para investigar como es debido con pruebas en las manos.



Sin
extenderme mucho más, le dejo el enlace que le comenté, ya usted saque sus
propias conclusiones, pero por favor, le pido respeto a científicos, geólogos,
etc... que hemos estudiado tantísimos años y que para nada estamos detrás de un
gobierno, ni mucho menos estamos engañando, creo que los engañados en este
caso, son esas personas que desde su casa, frente a una pantalla quieren
informarse por estos medios, y creo que no es la mejor forma.



Un
saludo, le deseo lo mejor.



https://www.youtube.com/watch?v=BlgusC0x4xo#t=363

Jorge Ramos dijo...

Hola Santiago, gracias por lo que me corresponde. Si con mi blog se siente ofendido, desde aquí le pido disculpas, no es mi intención ofenderle. Sin embargo, usted me invita a ver un vídeo, según usted, con pruebas científicas que demuestran todo lo expuesto, y que, este sí, no para de ofender e injuriar al que pueda creer lo contrario.


En fin, como bien ha dicho usted al comienzo de su exposición, necesito emplear mi tiempo en otros menesteres que andar explicando que esto es un blog personal, (y no una página científica), en donde su administrador puede o no compartir información, ya sea contrastable o no por la ciencia actual.


Y digo ciencia ACTUAL, porque como usted bien sabe, la ciencia también evoluciona al son de la humanidad. Pero claro, eso sucederá cuando la propia humanidad acepte que, ni mucho menos, aún sabe una mínima parte de la realidad que nos RODEA; y que los conocimientos actuales solo se deben a la física que logramos entender con nuestros escasos recursos.


Mi propuesta es la siguiente señor Santiago, si usted no está conforme con lo publicado en este blog, y para colmo se siente ofendido, por favor, le invito a que no entre más en mi casa; aunque las puertas están abiertas para todo el que desee entrar, pues será siempre bien recibido.


"Yo jamás obligo a mi vecino a que visite mi casa, porque es posible que no le guste como esté decorada; quizás haya otras casas que sea más de su agrado"


Sin más ánimos que la propia afectividad y la comprensión mutua, le envío un saludo cordial.

Santiago Meridiano dijo...

Buenas tardes Jorge. Me gustaría empezar aclarándole que en mi anterior comentario no expongo que es un vídeo con pruebas científicas que demuestran tal cosa, las pruebas científicas solo las puedes ver de manos de un experto, no es más que un vídeo exponiendo lo estudiado, quédese con el contenido del vídeo y no el contexto el cual usted dice que no para de ofender, he podido visualizar el vídeo de nuevo y creo que exagera con la frase, "no para de ofender" es chistoso que diga eso, siendo administrador de un blog que ofende a estudios y estudiosos constantemente.

No le pido que emplee tiempo explicando que tipo de blog es, ya se observa por sí solo, en ningún momento he hecho referencia a que esto sea una página científica, porque para nada lo es, le puedo asegurar que seguro estoy de ello.

Puedo observar en sus palabras, que con toda sinceridad no esperaba menos de usted, que habla de una forma desdeñosa, un poco altivo y con desprecio, ya que me invita a salir de su página, no se preocupe sé dónde queda la puerta, La diferencia es que yo y en nombre de todos mis compañeros de profesión, ya sean la misma rama o no, invitamos con todo el placer a que cualquier persona que tenga dudas sobre la ciencia, actual o no, sobre pruebas científicas, invito a que se pongan en contacto conmigo, ya que me propongo a acompañarles a que lo puedan apreciar con sus propios ojos incluso colaborar en algún
proyecto.

Y jamás con la edad que tengo, he invitado a nadie a que salga de mi vida por el simple hecho de tener su propios pensamientos, sus propias conclusiones, su propia forma de pensar incluso de expresarse, teniendo sus propias ideas, señor Jorge, ya que de todo se aprende y de todos aprendemos, la vida es larga para ello.

Solo déjeme comentarle, no tengo conocimientos de si usted a parte de sus menesteres y del blog, ha optado en su vida por estudiar alguna carrera o algún otro tipo de estudios, pero me gustaría preguntarle que sentiría si algún día de repente, sin previo aviso no deja de ver confabulaciones hacia sus estudios, en contra de lo que usted ha estudiado, echando por tierra sus años de estudio, sabiendo usted la verdad, de haberlo vivido, palpado, de haber hechos miles de proyectos, y que lo nieguen e intenten llegar al más número de personas posibles para desacreditar sus estudios, su experiencia.

Por último en muchas entradas, observo que habla usted mucho de “la verdad”, ofreciéndole al público “la verdad”, no puede ofrecer algo que no tiene en sus manos.

Tampoco quiero alargarme mucho más, ya que veo que no es de su agrado las personas que entramos en su página para exponer pensamientos contrarios a los suyos.

Así que sin ánimo de seguir molestándolo, yo le dejo las puertas abiertas de mi casa y de mi estudio.

Gracias por permitir que me pueda expresar con libertad.

Desterrado dijo...

Señor Santiago, me ha encantado su mensaje, estoy completamente de acuerdo con usted. Este es el problema de internet, que tienes mucha información a tu disposición, pero también desinformación. Y cuando buscas la información en el lugar equivocado, estás perdido. Estos gurús que sabelotodo (J.L. Camacho, David Parcerisa, Vicente Fuentes (en menor medida), Luis Carlos Campos, Rafapal, El arrecife, etc...) que no tienen formación alguna en campos de la ciencia, autoproclamados investigadores, pero eso si, sin moverse de sus casas, están haciendo muchísimo daño. Son los predicadores del siglo XXI. Pero te digo que no se va a poder hacer nada por estas personas. Hay un proverbio que dice: "¿Quién es mas loco? ¿El loco? ¿O el loco que sigue al loco?. Para mucha gente, serás un villano, seguidor del sistema, un borrego. A mi también se me ha tachado de lo mismo. Será que los que eligen el campo de la ciencia, deben ser todos malas personas... Pero bueno, no verás nunca a nadie, que cuando pongas pruebas por delante, te respondan con pruebas fehacientes de que estás equivocado. Te dirán que tus conocimientos son obsoletos, que eres un borrego, y cosas por el estilo. La ciencia siempre va a estar equivocada, a no ser que lo que digan, respalde algo que a ellos les conviene, entonces y sólo entonces gritarán a los 4 vientos, que es dicho por científicos. Yo ya lo he comentado muchas veces. Si uno es feliz en su ignorancia, que así sea. Un saludo.

Jorge Ramos dijo...

Hola señor Desterrado, perdón, Santiago. Como veo que se ha autorespondido a usted mismo ya no le hará falta mi respuesta.

Sepa usted que desde el principio supe quien era. Sin embargo, por respeto, no destapé su identidad; pero dado que su ego necesitaba sus propios halagos, y continúa (en su doble identidad) tergiversando mis palabras, no he visto otra que hacerlo.

Desde ahora en adelante, usted llevará la razón en todos y cada uno de sus comentarios (y en todas sus identidades), porque yo desde este mismo momento no volveré a contestarle; la Verdad solo vendrá de parte de usted. Y si a pesar de todo esto, desea usted contestar (siempre desde el respeto) a este mismo comentario, también tendrá usted razón, le doy la razón en todo.

Por cierto, tengo que decirle que soy un gran seguidor suyo, admiro su perseverancia y empeño en dar validez a su palabra, lo sigo en todas las páginas, similares a esta, en las que comenta, por supuesto, con estas identidades y otras muy distintas, que nuevamente por respeto no voy a revelar.

Nuevamente, como en mi primer comentario, y sin más ánimos que la propia afectividad y la comprensión mutua, le envío otro cordial saludo.

Santiago Meridiano dijo...

Perdone Jorge, no entiendo nada de su último mensaje. Creo que me está confundiendo con la persona que ha respondido a uno de los míos, No tengo nada que ver con esa persona (Desterrado) .
He quedado atónito totalmente ante su mensaje, Jorge. Déjeme decirle que se equivoca.
Sin animo de seguir alargando algo de una índole tan infantil, mi tiempo es sumamente importante para andar metido en chiquilladas y más tomándose mis mensaje con cachondeo, dejando entrever que soy otra persona.
Ha sido un placer, lo deseo lo mejor en las ventas de su logrado libro.

Santiago Meridiano dijo...

P.D: Cuídese su EGO Jorge, del que tanto usted menciona

Desde Mi Esencia BMassiel dijo...

Querido Jorge, gracias por tu tiempo invertido hacia aquellos que te leemos sin ningun tipo de estructuras...

Jorge Ramos dijo...

No hace falta darlas, amiga. Un fuerte abrazo!!

Desterrado dijo...

Buenos días, veo señor Jorge que me ha confundido con Santiago, no entiendo por qué, la verdad, ni entiendo el por qué de decir que yo voy escribiendo aquí y allá con múltiples identidades, cuando solamente suelo escribir aquí, quizá haya escrito en alguna que otra página, pero tan pocas veces, que con la mitad de los dedos de una mano podrías contarlas. La verdad es que no concibo el por qué tendría yo que hacer eso, no comprendo como ha llegado usted a esa conclusión. De todos modos si realmente piensa que es así, yo le invito a que desvele mis múltiples identidades.


Le explico. Yo suelo escribir en esta página, porque pensaba que usted no era tan radical. No pierdo el tiempo escribiendo en los blogs de los ya muchas veces citados por mi mismo (los autoproclamados investigadores), ya sabe usted a quienes me refiero, porque se muy bien que a ellos no les va a importar cuántas pruebas se pueda aportar de que están equivocados, ya que les da exactamente igual, ellos saben perfectamente que mienten, no les importa lo mas mínimo, ya que tienen un negocio, una serie de productos a vender. Yo pensaba que usted era diferente... Me he equivocado, además de acusarme de hacerme pasar por varias personas, he visto que cuando se ha equivocado, le puede el orgullo de no admitirlo. Visto que estaba muy equivocado. No volveré a escribir nunca mas en su página.


Espero no vuelva a confundirme en un futuro.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

enlaces patrocinados

Todos los Artículos...

Entradas mas vistas de la Semana

Las 10 Entradas más leidas del blog

¡¡ Ahora ya puedes leerlo gratis en tu dispositivo móvil !!