Información preventiva ante una Tormenta Geomagnética o Tormenta Solar

[...]sin duda sería un caos de proporciones incalculables para la sociedad actual.[...]
También es conocido por evento Carrington. Su nombre se debe al primer astrónomo en observarlo. Se produjo en el año 1859, y se trató de la tormenta solar más potente de la historia, obviamente desde que tenemos registros. El Sol escupió una llamarada solar de tal magnitud que se vieron auroras boreales en los lugares más insólitos del planeta, observándose intensas cortinas de luz, y provocando con ello incendios, cortocircuitos en las centrales eléctricas, apagones generalizados y cortes en los telégrafos de la época.

No, no es ninguna broma, y tampoco cabe duda de que en la actualidad el evento podría ser infinitamente mayor, teniendo en cuenta que la tecnología actual es sensiblemente más importante que la de aquellos años, ya que todo se rige de una enorme infraestructura eléctrica. Algunos gobiernos ya lo saben, los más concienciados con este tema, y están tomando medidas para intentar solventar las dificultades que esto pudiera acarrear.

Sin embargo, más allá de los problemas técnicos, aunque estos sean importantes, existen otros mucho más trascendentales: los humanos. De producirse, cuya alta probabilidad queda demostrada por los numerosos estudios realizados y también por la vigilancia continua al astro rey, sin duda sería un caos de proporciones incalculables para la sociedad actual. ¿Podéis imaginad por un momento que de repente no se puede disponer de luz y agua en nuestro hogar?; además de, ¿estar totalmente desconectados por los cortes en las compañías telefónicas?; e, incluso, ¿salir al super y comprobar que se han agotado los productos de primera necesitad? El desconcierto y la anarquía reinarían las calles, y el miedo a la escasez induciría a la ley del más fuerte. Sí, conociendo nuestro comportamiento humano, el cine apocalíptico se quedaría corto.

Bien, para intentar prever esto, o al menos minimizar en lo posible el problema, existen una serie de medidas puestas en marcha por las administraciones de algunas naciones. Entre ellas todas tienen una cierta similitud, podéis comprobarlo vosotros mismos. Para estar más informado recomiendo que visiten la página de protección civil de su país, o en su defecto soliciten información de cómo proceder ante un evento de estas características. Unas simples medidas de autoprotección podrían paliar significativamente problemas más graves.

En los siguientes enlaces os muestro algunas páginas con más información acerca de las Tormentas Solares y también para la autoprotección personal:
Aquí un sitio donde se monitorea la situación Geomagnética del Sol en tiempo real:
En los últimos meses de este año (2019) el Sol ha entrado en una calma sospechosa que pone nervioso a los astrónomos:


Desde Preparémonos… os mantendremos informados si los registros se disparan peligrosamente.

Ante todo, recuerden: NO PIERDAN LA CALMA.


Publicar un comentario

0 Comentarios