Cómo dejé atrás la histeria del Calentamiento Global

[...] los manipuladores de los medios de comunicación están trabajando tan fervientemente para convertir la ciencia en un ministerio de propaganda: para que ninguna conciencia pueda escapar, y para que incluso los organizados, lógicos y analíticos no tengan más remedio que dar energía a la gran ilusión.
Hubo un tiempo en el que yo era un ferviente creyente del calentamiento global antropogénico.

La primera vez que recuerdo haber encontrado el tema fue en una clase de ciencias a los 13 años. Tenían este pequeño gráfico que mostraba las concentraciones de CO2 medidas frente a las temperaturas medias tomadas desde la cima del Mauna Kea, creo, y había casi una correlación de 1:1. Luego hubo una historia de temperaturas globales desde alrededor del 1650 hasta el presente, que mostró un lento y constante aumento de la temperatura, coincidiendo con la industrialización en Occidente. Dado que la industrialización global avanzaba a un ritmo exponencial, la teoría 'lógicamente' predijo que el calentamiento se correlacionaría de manera exponencial. El libro de texto de ciencias tenía numerosas referencias para respaldar sus afirmaciones y para alguien que no estaba particularmente interesado en las tendencias climáticas a largo plazo, todo parecía legítimo.

La profesora de ciencias dijo que todos íbamos a sufrir por los errores que su generación había cometido (los baby boomers*) y que teníamos que detenerlo. Era una ecologista acérrima y hablaba de muchos otros temas con los que mis padres y yo estábamos de acuerdo. Estaba en contra de la destrucción de los humedales y el desarrollo excesivo de áreas sensibles que están destruyendo el acuífero, de la sobreabundancia de campos de golf y de la gente que fertiliza su césped, lo que contribuye a la escorrentía de nutrientes y a la marea roja, y tenía un cierto odio a las compañías petroleras que es casi universal entre los floridanos [NdE: ciudadanos de Florida] debido a la campaña de varias décadas para asegurar los derechos de perforación en las costas. Siempre dicen que sus perforaciones son limpias y no impactarán las playas, pero la experiencia de Louisiana y Texas sugiere lo contrario.

*[NdE: Baby boomers es un término usado para describir a las personas que nacieron durante el baby boom, que sucedió en algunos países anglosajones, en el período contemporáneo y posterior a la Segunda Guerra Mundial, entre los años 1946 y 1965, según Wikipedia.]

Cuando Bush era presidente, se sabía que era un gran petrolero, un escéptico del calentamiento global, y básicamente quería bombardear a todo el mundo en Asia Central. Fue considerado como el epítome de los 'boomers arruinando el planeta', un meme que ya existía antes incluso de que los memes aparecieran realmente. Además, contaba con el apoyo del partido conservador, al que pertenecían la mayoría de los padres de mis vecinos y compañeros de clase (aunque se fue erosionando considerablemente durante su segundo mandato), y esto fue visto como algo a lo que había que resistirse. Los conservadores estaban arruinando nuestro futuro por quedarse atascados en ideas anticuadas, lo único que les importaba era conseguir su jubilación mientras todos los demás se quedaban limpiando el desastre. Recuerdo haberme sentido decepcionado e irritado por haber sido pisoteado por los "veteranos", pero no me impactó lo suficiente como para volverme militante. Me interesaban más los temas de alta extrañeza y lo paranormal, muy convencido de que el planeta estaba siendo explorado en vista de una invasión alienígena cuando llegara el momento, y que su importancia superaría cualquiera de estas preocupaciones.

También pasamos por experiencias físicas que respaldaron de alguna manera el reclamo del calentamiento global. En verano hace calor y en diciembre suele hacer más calor aún. Durante aproximadamente 6 meses al año, el sol tiene un cierto "chisporroteo". Yo tenía una especie de relación de amor-odio con el protector solar; odiaba la forma en que hacía que mi piel se pusiera sucia y mugrienta, pero era mejor que ser cocinada y debilitarse totalmente. Mantenerse cubierto tampoco era una opción atractiva, porque eso normalmente sólo aumentaba la temperatura de caliente a miserablemente caliente. Varias veces, recuerdo haber llegado a casa después de haber navegado en un bote y básicamente haber sido incapaz de moverme debido a las quemaduras de sol y haberme quedado en la cama gimiendo y revolcándome en aloe vera por un día o dos. Mi abuela me regañaba por no usar protector solar, así que llegué a un acuerdo en el que me pondría el protector solar cuando yo empezara a ponerme de color rosa. A medida que fui creciendo, fui acumulando más tolerancia, de manera que podía pasar un día entero sin volverme rosado, pero ese es el límite, y al día siguiente tengo que quedarme adentro o sacar el protector solar.

Mis abuelos, que estaban envejeciendo y eran más sensibles al calor, también notaban que la picadura del sol en su piel era peor de lo que recordaban, y que debía estar relacionado con el calentamiento global. Fue difícil para mí y para mis amigos imaginar que alguien pudiera vivir en este ambiente. Una cosa era pasar un día cortando el césped y volver a casa al final del día con el aire acondicionado y una ducha fría (aunque incluso esto era bastante miserable); otra muy distinta era ser un pionero sin ninguna de estas cosas, a menos que vivieras cerca de una fuente. Decidimos que el clima debió haber sido más habitable en el pasado y que este era otro aspecto del calentamiento global. No pensé hasta más tarde que probablemente había una razón por la cual la gente blanca estaba concentrada en climas del norte (en relación conmigo) a lo largo de la mayor parte de la historia registrada.

No fue hasta entrar en la universidad que tuve una visión ligeramente diferente sobre el calentamiento global. En la clase de astronomía debatíamos con el profesor sobre los ciclos climáticos que se remontan a millones de años atrás, las teorías de periodos cálidos y glaciales de la Tierra, y cómo un escenario criogénico de "bola de nieve de la Tierra" ya no era una preocupación para el futuro porque, de acuerdo con el modelo nuclear estándar de la evolución estelar, la luminosidad solar aumenta a medida que las estrellas envejecen y comienzan a fusionar elementos más pesados en sus núcleos. A largo plazo, el clima de la Tierra era dictado por el flujo de energía solar y las perturbaciones en la órbita de la Tierra.

Había una visión más amplia de la climatología, y la escala y el alcance del sistema solar eran mucho mayores que los del sistema terrestre, por lo que la Tierra no tenía más remedio que seguir su ejemplo. Luego se mencionó de paso que hubo un Período Cálido Medieval antes de 1650, y que esto fue probablemente causado por una fluctuación en la salida del Sol. Nunca antes había oído hablar de este período cálido medieval; todo lo que me habían enseñado sobre climatología comenzó con lo que ahora oía que se llamaba la Pequeña Edad de Hielo. Se había mencionado que el clima era más cálido durante la época de los dinosaurios, pero esto se debió a los movimientos muy lentos y graduales de los continentes que tienen lugar a lo largo de millones de años, ciertamente nada que los seres humanos hayan tenido el tiempo suficiente para pontificar.

El profesor tuvo mucho cuidado de no alejarse demasiado de la línea del partido: dijo que el CO2 seguía siendo un gas de efecto invernadero muy potente y que, a corto plazo, el calentamiento global antropocéntrico estaba superando cualquier efecto del Sol. Debido a mi interés por la astronomía y las ciencias del espacio, sentí curiosidad por las catástrofes espaciales, como las propuestas por Clube y Napier, y por la forma en que podrían influir en el clima hasta un punto que era inexplicable sólo por los mecanismos terrestres. Tomando todas estas cosas en conjunto, para cuando cumplí los 25 años ya había dado un giro de 180 grados en mi postura sobre el calentamiento global. Si la teoría del Universo Eléctrico era correcta, no había manera de predecir la luminosidad solar sin tener un mapa de los varios flujos de corriente alrededor de la galaxia, lo que significa que el clima de la Tierra era finalmente dirigido desde el nivel galáctico, y puede cambiar repentinamente y caóticamente, porque realmente no tenemos idea de cómo funciona realmente la galaxia.

Así que entiendo por qué algunos liberales son tan militantes. Creen sinceramente que los conservadores van a destruir a todos con su ideología. Consideran que su papel es el de protectores de la humanidad; de ello depende el destino de sus hijos y de sus familias. Pero en realidad están siendo manipulados para que sean sus destructores. (Tenga en cuenta que los conservadores estadounidenses creen en algunas tonterías comparativamente destructivas. Por ejemplo, todo el truco de "Jehová va a usar a los judíos para salvar a los devotos", es la razón por la que yo tampoco soporto a los conservadores.)

Recibí esencialmente la misma educación que los liberales de hoy, excepto que ahora tiene un tono más revolucionario (en el sentido bolchevique). En mi caso, no sucumbí a la posesión ideológica, aunque la ideología sí influyó, pero sin embargo fui condicionado sutilmente a través de la selección de datos para concluir que la posición liberal era correcta. Irónicamente, fue el mismo sistema educativo que debía esclavizarme el que abrió la puerta a explicaciones alternativas a través de la exploración de las ciencias duras.

Una vez que la grieta estaba allí, el experimento Casiopea aceleró enormemente mi capacidad para unir las piezas. Por eso los manipuladores de los medios de comunicación están trabajando tan fervientemente para convertir la ciencia en un ministerio de propaganda: para que ninguna conciencia pueda escapar, y para que incluso los organizados, lógicos y analíticos no tengan más remedio que dar energía a la gran ilusión.
Nial Maves
Sott.net

También puede interesarte:


Comentarios

Mantente al día de todos los artículos que se publiquen en Preparémonos para el Cambio:



Información para webmasters y blogueros: El contenido de este blog es libre de ser copiado, sólo pedimos que se mencione a Preparémonos para el Cambio con el correspondiente enlace.