“No vayas detrás de mí, tal vez yo no sepa liderar. No vayas delante, tal vez yo no quiera seguirte. Ve a mi lado para poder caminar juntos.”
Proverbio Ute

Teresa Forcades y Esther Vivas: “Los que mandan tienen miedo de aquellos que desobedecen”


La sociedad poco a poco comienza a perder el miedo, y esta debe ser la clave para que la salida de la crisis responda a las necesidades de la mayoría y no, como quieren los responsables de las políticas actuales, para reforzar los privilegios de unos pocos. Del libro “Sin Miedo. Diálogos entre Teresa Forcades y Esther Vivas"

Puesto que no es posible ningún tipo de cambio, avance, progresión, movimiento o creación sin un objetivo perfectamente definido de antemano, voy a volver a recordar que este blog lo tiene.

Por más que los posts aparenten diversidad de temáticas, a todos ellos los impulsa un mismo propósito. Todos van dirigidos a guiar la atención en un dirección determinada.

Por un lado, al reconocimiento de la situación en la que nos encontramos, la que recogemos en los posts de la serie El Avance de la NADA, que muestra aspectos de cuya contemplación conjunta se comprende la deriva de nuestro planeta en una dirección muy clara de caos y desorden máximo, hacia la que está siendo impulsado por los ideólogos del llamado Nuevo Orden Mundial.

Un “orden” el suyo que es más bien un desorden y “una orden”, una imposición, y que se caracteriza porque, para existir, necesita homogeneizar, controlar y arrasar cualquier iniciativa individual. Un Orden Supra impuesto por los pocos para hacer de los muchos sus siervos y de la Tierra una planeta-prisión.

Por el otro lado, en los posts de la serie Creando la Nueva Realidad se resaltan los aspectos y características de aquello que queremos crear, y hacia lo cual nos dirigimos. Nuestro objetivo. Un tipo de orden muy diferente, en el que la unidad esencial se deriva de la máxima expresión de las diferencias individuales, a partir del reconocimiento íntimo de cada persona de lo sagrado manifestándose a través de sí misma, de sus matices, de su forma única de ser.

El presente post se centra en un aspecto esencial de lo que, necesariamente, debe constituir la piedra angular de la Creación de la Nueva Realidad, la piedra a partir de cuya posición se estructura la construcción entera.

Y en este caso, la piedra angular para levantar el edificio de la Nueva Realidad no puede ser otra que la pérdida del miedo

Este es el centro del mensaje que Teresa Forcades y Esther Vivas lanzan a la sociedad, desde sus diálogos, recogidos en un libro titulado Sin Miedo,
de reciente publicación. 

Este post se dedica a difundir el importante mensaje de estas dos mujeres de mente clara, que, de manera valiente y decidida, están trabajando para Crear la Nueva Realidad. 

Un objetivo al que también nos referimos en este blog con la expresión Conducir a la humanidad hacia el futuro. ¡Seguimos adelante sin perder de vista, ni un momento, el objetivo!


Teresa Forcades monja benedictina de Montserrat y doctora en salud pública y teología, y Esther Vivas, periodista y activista social, hace meses que recorren Cataluña con el objetivo de sumar voluntades para impulsar un proceso constituyente que fuerce un cambio de sistema económico, político y social.

Durante los encuentros del proceso constituyente, plantean la necesidad de tomar conciencia de la violencia del sistema, y de la pérdida de derechos y libertades que se está produciendo en el marco de la crisis.

La editorial Icaria acaba de publicar en castellano la obra Sin Miedo, un diálogo entre Forcades y Vivas en el que reflexionan sobre las causas de la actual situación de crisis, quién sale ganando y quién está perdiendo, y a la vez plantean alternativas, animan a la acción, a movilizarse y a desobedecer para cambiar unas políticas injustas.


La sociedad poco a poco comienza a perder el miedo, aseguran, y esta debe ser la clave para que la salida de la crisis responda a las necesidades de la mayoría y no, como quieren los responsables de las políticas actuales, para reforzar los privilegios de unos pocos.



Extracto de la conversación entre Teresa Forcades y Esther Vivas


Algunas leyes actuales se pueden calificar como terrorismo de Estado.



La monja Teresa Forcades ha propuesto la supresión de los partidos políticos o al menos su “modificación radical” porque, para ella, no funcionan de manera democrática. En su libro ‘Sin miedo’, escrito junto con la experta en movimientos sociales Esther Vivas, la religiosa analizan los efectos de la crisis y defienden la incompatibilidad entre capitalismo y democracia, justicia y libertad.

Entrevista a Teresa Forcades y Esther Vivas

¿Cómo se puede perder el miedo cuando uno se encuentra en una situación cada vez más precaria?

T.F.: De miedos hay de muchos tipos y por muchos motivos. El título del libro hace referencia a un miedo muy concreto: el miedo político, el miedo a sublevarse, a defender las libertades y la dignidad. Este se pierde abriendo los ojos y yendo al fondo: ¿Qué es lo que quiero? ¿Cómo quiero vivir y por qué? Esta toma de conciencia comienza para cada uno de una forma distinta, pero sólo se profundiza tomando parte, junto con otras personas, en las luchas concretas. Perder el miedo no equivale a perder la modestia o la humildad, no equivale a creerse en posesión de la verdad absoluta.

E.V.: En los últimos tiempos hemos visto que la gente sale a la calle, desobedece leyes y políticas injustas, y que estas acciones cuentan con el apoyo de amplios sectores de la sociedad. Por eso decimos que el miedo comienza a cambiar de bando, porque, al mismo tiempo, desde las instancias gubernamentales se estigmatiza a los que luchan, se los reprime, como hemos visto recientemente con la nueva Ley de Seguridad Ciudadana y la reforma del Código Penal. Es una muestra de que los que mandan tienen miedo de aquellos que desobedecen, y como no pueden aplicar sus políticas de recortes por las buenas, las aplican por las malas.

El libro comienza apuntando que nos encontramos en una encrucijada. ¿Qué tenemos detrás y que puede venir en adelante?

T.F.: Detrás tenemos al capitalismo con rostro humano: siempre ha sido una falacia y ahora ya no es creíble. Que diga que siempre ha sido una falacia no quiere decir que los derechos que teníamos en los años 80 no fueran reales; quiere decir que los disfrutábamos porque en el tercer mundo había dictaduras o guerras. Lo que es una falacia es afirmar que el capitalismo puede favorecer a una mayoría, siempre ha favorecido sólo a unos pocos.
Lo que puede venir delante depende del papel que juguemos: si restamos pasivas, lo que vendrá es más de lo que ya tenemos, acumulación de bienes y privilegios para unos cuantos y sufrimiento, destrucción y muerte para la mayoría.

E.V.: Debemos tener muy claro que no saldremos de esta crisis como hemos entrado. La crisis se utiliza como una oportunidad por parte de las élites económicas, que cuentan con el apoyo de la mayor parte de la clase política del país, para recortarnos derechos sociales, derechos laborales, derechos democráticos, para comerse este gran pastel que son los servicios públicos… Si salimos de la crisis como quieren aquellos que están aplicando las actuales políticas, saldremos con muchos menos derechos.

T.F.: Si nos organizamos y provocamos una ruptura, lo que puede venir por delante no será seguro ningún paraíso, pero puede ser un sistema bastante razonable, capaz de repartir riqueza y de asegurar que todo el mundo tenga los mínimos para vivir con dignidad. No puede ser que 1.000 millones de personas pasen hambre en un mundo de 7.000 millones de habitantes que produce alimentos para 11.000 millones.

¿Cómo se impulsa el cambio?

T.F.: Primero, hablando claro: no puede ser un cambio reformista, debe ser un cambio de ruptura. No puede ser una nueva versión del capitalismo, debe ser un modelo anticapitalista. Con este horizonte claro, necesitamos unirnos y organizarnos políticamente para una candidatura unitaria de ruptura que proponga la formulación de un nuevo marco constitucional. Las reacciones, si el movimiento crece, no se harán esperar, y cuando lleguen debemos estar listos para hacerle frente.

E.V.: Hay un discurso hegemónico que nos quiere hacer creer que somos culpables de esta situación, que somos cómplices. Por eso nos dicen que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, porque si pensamos que esto de la crisis es responsabilidad aceptaremos las consecuencias, que son los recortes. Es importante abrir los ojos a esta realidad, tomar conciencia, para que la salida de la crisis esté en nuestras manos y responda a nuestras necesidades como personas y no a los intereses de unos pocos.

¿La sociedad está preparada para un proceso revolucionario de este tipo?

T.F.: Está preparada para que la idea se vaya extendiendo. El proceso revolucionario no es lineal, puede haber saltos inesperados, es más bien como un magma hirviendo por debajo, que de repente puede hacer erupción. Cuanto más organizadas nos encuentre la erupción, mejor la sabremos aprovechar. Por ejemplo, la huelga indefinida de los maestros de las Baleares fue una sorpresa y podría haber sido el catalizador de una reacción en cadena.

E.V.: Cuando desde el proceso constituyente planteamos que es necesario sumar a un amplio abanico de personas, organizaciones, movimientos, etc. y planteamos que hay que cambiar las reglas del juego a favor de la mayoría, lo decimos porque hoy este proceso constituyente se está haciendo a la inversa: se está llevando a cabo un proceso de recortes y pérdida de derechos como nunca nos hubiéramos imaginado. Y por lo tanto podemos estar preparados o no para esta situación, pero no nos queda más remedio que enfrentarnos a ella.

¿Cómo debería ser la nueva política?

E.V.: Con una práctica política completamente antagónica a la dominante y la actual, que tenga su centro de gravedad en la calle. Desde mi punto de vista, las cosas solo se pueden cambiar desde la lucha, la movilización y la desobediencia en la calle. Si esto no existe, no hay cambio posible. Desde las instituciones, por sí solas, no se puede cambiar absolutamente nada. La historia nos lo ha demostrado claramente, cuando organizaciones llamadas de izquierdas han llegado al gobierno, hemos visto como se han visto arrastradas hacia las políticas de derechas.

T.F: Para garantizar las libertades individuales para todos de forma efectiva, el ordenamiento político debe tener por objetivo evitar la acumulación y el abuso de poder. Debe potenciar y diversificar la participación popular. No se trata sólo de institucionalizar de forma efectiva el control popular de los cargos electos y de su toma de decisiones, sino de potenciar la participación popular al máximo.

E.V.: Lo que es fundamental es que solo con la movilización social no es suficiente, hacen falta nuevos instrumentos estrechamente vinculados a estas luchas para acabar con el monopolio de aquellos que siempre han ejercido la política en las instituciones. Lo que hoy es urgente es convertir esta mayoría social que sufre la crisis en mayoría política.

Si comenzase a crecer el empleo y la presión sobre los ciudadanos disminuyese, ¿no conllevaría una menor movilización?

T.F.: Es importante señalar que la crisis no termina. Es endémica en el capitalismo. Puede que a algunas personas les afecte menos, y puede ser que estas personas se desmovilicen. La motivación y el contenido de la revolución no puede ser el beneficio individual, pero cada uno hace camino en esta toma de conciencia a su ritmo.

E.V.: Hace unos años, ser mileurista era ser un precario, hoy es ser un afortunado. Quieren normalizar la pobreza, la precariedad, y por eso es tan importante aprovechar el momento actual, de emergencia de la indignación, en el cual la gente no se conforma, se rebela, amplios sectores de la sociedad que quizás no se movilizan conectan con el sentir de estas protestas sociales. Creo que hoy hay una oportunidad como nunca para poder cambiar las cosas, y la debemos aprovechar.

¿Si la revolución no es global no hay nada que hacer?

T.F.: Si la revolución no es global no hay demasiado que hacer, pero la revolución sólo será global a partir de las luchas locales. No debemos esperar a que emerja una superorganización revolucionaria a nivel planetario y nos diga lo que tenemos que hacer: la revolución (la local y la global) comienza desde abajo.

E.V.: Cualquier tipo de cambio sociopolítico que se plantee debe tener una perspectiva clara internacionalista. Se deben crear alianzas con otras organizaciones y movimientos sociales. Y hace falta ocupar las instituciones para disolverlas y abrir un proceso constituyente, en el que el conjunto de la población pueda redefinir las reglas del juego.


Teresa Forcades y Esther Vivas hablan “sin miedo” del Proceso Constituyente



El miedo está empezando a cambiar de bando…
loquepodemoshacer.wordpress.com 


Libro en Amazon: Sin Miedo. Diálogos entre Teresa Forcades y Esther Vivas


5 Conciencias Opinan:

Ramón Navarro Bañuelos dijo...

¡Qué gran información! Aunque es lo mismo, no deja de ser grandioso. Ya sabemos qué somos, y hacia dónde nos dirigimos. Pero volver a recordar el camino, y la realidad, es siempre grandioso!

anonimus dijo...

No todos son pleyadianos, estan los zeta de la constelacion de orion, son buenos, y viven aqui tambièn, se transportan, se pueden convertir en mas pequeñitos, pueden hablarte con el pensamiento dormido a despierto, y otras cosas mas que parecen locuras pero es una realidad, verdad no hay que negarlo, talvez dentro de un año o dos esta verdad salga a la luz, asi que preparense mentalmente, y cuidado con los malos, su tecnologia es utilizada para la destrucciòn del ser humano!

leidy dijo...

mmmm bueno pues , yo si creo en que estemos viviendo con extraterrestres pues el mundo y el universo es tan grande e inmenso que probablemente no seamos los unicos en este planeta y si este señor lo dice sus razones tendra no creo que una persona se exponga de tal manera sin nunguna seguridad de lo que esta diciendo pues solo pienso asi......

Christian Flores dijo...

Muy interesante Jorge es un camino muy amplio en el cual prima la evolucion de nuestra concienca y lo escribes de una formal tan real y que es lo que esta pasando en nuestros tiempos. aunque no exista el tiempo, pasado ni futuro solo el presente. Por que vivimos en diferentes realidades. Es así como actúa el Universo y cuando llegas a ese punto en comprensión por un estado de evolución cristica (5ta dimensión) no existe el pasado ni futuro estamos en constante evolución para la ascencion de nuestro hermanos galacticos que día a día nos estamos ayudando en este camino bien difícil para nuestros cuerpos de 3D.


SALUDOS Desde Lima-Peru.


Bendiciones y un fuerte abrazo.

Jesucristo2015 dijo...

Para ascender el mejor camino es el que nos mostró Jesucristo mediante la constante oración en especial del santo rosario con sus misterios (con fé, porque orar sin fe es como hablar sin fundamento), combatir los pecados capitales con sus respectivas virtudes, comer sano, abrirle la puerta de tu casa a Dios (literalmente) y reconocer a Jesucristo como tu salvador.

Nada de kundalini y cosas raras.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

enlaces patrocinados

Todos los Artículos...

Entradas mas vistas de la Semana

Las 10 Entradas más leidas del blog

Book Trailer "el secreto de tiamat"


https://elsecretodetiamat.blogspot.com/

Disponible en formato digital (Epub).