Batería Cuántica inagotable, nuevo desarrollo científico


Hace apenas una semana ya hablamos de la nueva batería de larga duración ideada por el ingeniero británico Trevor Jackson, nueve veces más duradera que las actuales de Litio. La tecnología que desarrollaba era más sencilla, barata y limpia porque utilizaba aluminio, abundante en el planeta, el cual podía ser incluso reciclado, y también aire.

Pues bien, si ya nos parecía un buen avance el anterior con respecto a la acumulación de energía en un dispositivo, este otro casi nos sugiere futurista, de película de ciencia ficción. Y es que los adelantos científicos están creciendo y crecerán mucho más en los próximos años de una manera exponencial. Se trata de la batería cuántica.


La nueva batería está desarrollada por los científicos de las universidades de Alberta y Toronto, y su principal y más novedosa singularidad es que nunca pierde la carga.

"Una batería cuántica es una batería pequeña de tamaño nanométrico destinada a usarse en aplicaciones a escala nanométrica", explicó Gabriel Hanna, principal investigador del estudio.

También expuso que la investigación proporciona una demostración teórica de que es posible crear una batería cuántica sin pérdidas, ofreciendo una ventaja sobre las baterías cuánticas propuestas anteriormente.

"Las baterías con las que estamos más familiarizados, como la batería de iones de litio que alimenta su teléfono inteligente, se basan en principios electroquímicos clásicos, mientras que las baterías cuánticas dependen únicamente de la mecánica cuántica", anotó Hanna.

Afirmó que estas baterías pueden convertirse en un componente importante en los próximos dispositivos cuánticos, capaces de alimentar computadoras cuánticas. Incluso en la práctica podrían construirse utilizando las tecnologías actuales de estado sólido.

La idea consiste en un modelo de red cuántica abierta con alta simetría estructural como una plataforma para almacenar energía excitónica. Esta energía es aprovechada cuando un electrón absorbe un fotón de luz suficientemente energético. Con esta técnica demostraron que es posible almacenar energía sin pérdida alguna.

"La clave es preparar esta red cuántica en lo que se llama un estado oscuro", explicó Hanna." Mientras está en un estado oscuro, la red no puede intercambiar energía con su entorno. En esencia, el sistema se vuelve inmune a todas las influencias ambientales. Esto significa que la batería es muy resistente a las pérdidas de energía".

Futuras investigaciones explorarán formas viables de cargar y descargar la batería cuántica, así como maneras de ampliarla para su uso en aplicaciones prácticas.
Fuente: phys.org

Publicar un comentario

0 Comentarios