“No vayas detrás de mí, tal vez yo no sepa liderar. No vayas delante, tal vez yo no quiera seguirte. Ve a mi lado para poder caminar juntos.”
Proverbio Ute

El Cambio es Universal e Inminente



Sincronía Universal – Las Emociones

“Todo cuanto ocurre en el universo tiene resonancia en la tierra y en quienes la habitamos”.

Maravillosamente divina esta sincronía universal, que cambia para siempre la idea que el hombre ha tenido de lo que significa la vida.

Un dato científico, dado en el año 1994, afirmaba que Júpiter había sido impactado por un fragmento que pudo haber sido un meteorito, (aún no se sabe qué fue), pero lo que sí se sabe, fue que afectó el clima en la Tierra. La Tierra ha sido golpeada por veintiún ondas de choque procedentes de Júpiter, que han afectado el campo electromagnético, y desde luego la vida humana ha sido cambiada en estos aspectos.

Los choques han desencadenado procesos nuevos en la forma de vivir, afectando el comportamiento humano y estos choques han desencadenado todo tipo de emociones que han desarrollado estados celulares que estaban dormidos.

Esto viene produciendo nueva información, la cual permite que nuestro entorno cambie. Cada cambio galáctico afecta nuestra composición genética. Al entrar nuevas energías a la Tierra, se afectan los sistemas políticos, sociales, económicos y de creencias.

Es por lo tanto una información nueva, con experiencias vibratorias diferentes, incluyendo además, nuevos paradigmas geológicos y climáticos.

Todos los calendarios: Mayas, Tibetanos, Chinos, Egipcios, etc., coinciden en que en la época en que hoy vivimos, se dará un cambio definitivo en la VIDA DE LA TIERRA. Es pues este tiempo, único en la historia de la humanidad.

El Tiempo Del No Tiempo


Dicen los habitantes de estas civilizaciones, que entre los años 1992 y 2012, se experimentará el TIEMPO DEL NO TIEMPO y que en ese momento, se definirá la nueva vida planetaria. Es pues necesario, percibir este momento como el gran momento histórico, ya que es el momento que nos hará RECORDAR QUIÉNES SOMOS EN ESENCIA, pues todos los eventos universales están dándose para proporcionarnos esta gran oportunidad.

Este es el gran tiempo de la transición planetaria, la transición de la INCONSCIENCIA a la CONSCIENCIA. De este gran momento histórico, saldrán seres que se encontraron con ellos mismos, seres que trascendieron toda la experiencia humana.

Pero, así mismo, habrá seres que no podrán verificar la ayuda de este tiempo de transición, pues aún no son lo suficientemente fuertes para aceptar los cambios que la transición conlleva.

EL TIEMPO DEL NO TIEMPO se produce por la disminución del campo electromagnético de la Tierra, el cual se origina en la desaceleración de la velocidad de la rotación de la Tierra, medido en una escala de 1 a 10, siendo el 10 el punto más alto, en las mediciones se encontró el magnetismo en 1.5 en 1996.

Así mismo, el TIEMPO DEL NO TIEMPO está influenciado por la frecuencia vibratoria del planeta, que se ha elevado. Según los científicos, los ciclos de pulsación por segundos, se midieron por primera vez en 1899 y fueron de 7.8 y siguieron constantes hasta comienzos de los 80. En el 86, comenzó a subir, estando en 8.6, y en el 96, estaba en 9 ciclos. Este aumento se está dando en progresión geométrica, los científicos consideran que para el 2012 estará en 13 ciclos por segundo.

Interferencias Magnéticas


La disminución del magnetismo y la elevación de la frecuencia del planeta, influyen en el cuerpo humano. Un cuerpo de carbono que sube la vibración y se ajusta a la disminución del magnetismo, mostrará un estado de NO EMOCIONALIDAD y líquidos que lo segreguen, haciendo de su cuerpo un estado cristalino de LUZ.

Para llegar a este cuerpo cristalino de luz, son necesarios los cambios de líquidos orgánicos, cambios que conllevan una información nueva, donde el cuerpo empieza a recibir mensajes químicos nuevos, mensajes biológicos nuevos, ubicando los cuerpos en nuevas experiencias, nuevas vivencias, ayudando a que las respuestas sean inmediatas para acciones inmediatas.

Así que si nuestra composición genética está cambiando, nuestro comportamiento también está cambiando y la responsabilidad con nosotros mismos es permitirnos entrar a estos cambios, colaborando en el cambio de las sustancias químicas para que se instale la nueva información genética.

Debemos saber que las sustancias químicas de nuestro organismo contienen toda la información para el desarrollo evolutivo en las diferentes formas en que la materia se expresa. Comenzaremos a experimentar ese CUERPO DE LUZ cuando nuestra alma, o sea nuestra célula, pueda expresarse libremente por haber salido nuestro cuerpo ya de todos los procesos emocionales, es decir, haber llevado la emocionalidad al punto cero. Haber llegado al punto cero es haber logrado un cambio bioquímico y por lo tanto genético.

Es una reorganización total en nuestro organismo. Y esto es lo que se llama un estado de COMPASIÓN O DE RESURRECCIÓN. Si el ser ya es compasión, es porque se ha producido un salto cuántico en toda su estructura atómica, es decir, se ha ajustado a la nueva vibración y a la ausencia de magnetismo de la tierra.

En estos cambios planetarios, las nuevas vibraciones afectan los patrones establecidos en la Tierra, como también todos los patrones líquidos que se han acomodado anteriormente a nuestro cuerpo. La estructura de nuestro CUERPO DE LUZ es información líquida, es un río cristalino con información cósmica que se va acomodando a la nueva vibración. Si permitimos que nuestra vibración suba, también se desarrollará la nueva información por acoplamiento, por sincronía universal.

Nuestras células se regulan a través de una señal electromagnética. ¿De dónde proviene esta señal? Del planeta, del cosmos, del universo, de la galaxia, es la inteligencia universal organizando nuestra vida.

Las glándulas pineal y pituitaria están desarrollando nuevos patrones de vida, haciendo que las sustancias del miedo desaparezcan y produciendo ellas mismas la sustancia de la compasión universal.

En la estimulación cerebral se produce la paz y la armonía como un estado nuevo para esta nueva vibración planetaria. El temor es el patrón emocional que produce mayor interferencia en esta comunicación intergaláctica, impidiendo el afinamiento celular humano con el resto de la galaxia.

Las Mascaras del Miedo

El ser humano genera a través de las emociones, sentimientos con muchas máscaras que no siempre se conocen como miedo, pero que se experimentan como géneros de estados de ira, celos, odio, amores turbulentos, etc. Hay que tratar de identificar estos estados para conocerlos y saber que están allí, y que hay líquidos que los están produciendo y que estos líquidos deben ser transformados para que la nueva vibración se instale. Y es a través de este reconocimiento que nos podemos ir desconectando conscientemente de culturas pasadas y presente y por lo tanto, de patrones antiguos, a los que fuimos conectados para desarrollar toda la fase emocional humana.

Una vez desconectados de estas culturas en donde se formó el miedo para poder crear nuevos paradigmas, en donde el miedo quede atrás junto con la vieja civilización, se segregarán las nuevas sustancias que den forma al CUERPO DE LUZ. Cada ser que elimina el miedo de su vida, le da un regalo a la evolución, pues ella se va abriendo paso a nuevas civilizaciones a través de nuevas estructuras genéticas.

Desarrollo del Cuerpo de Luz

Dicen los científicos que existen 64 posibilidades de antenas genéticas en la vida humana, por donde se ubicarían nuevas formas complejas de vida y también dicen que solamente hay 20 de ellas activas. ¿Qué pasa con las demás? Ellos explican que hay un switch que enciende y apaga esas posibilidades y que ese switch son las emociones, así que las emociones están directamente relacionadas con esos códigos genéticos.

Los científicos explican que una onda larga como la del miedo, toca relativamente pocos puntos en la espiral del ADN, así que el miedo sólo permite un número muy reducido de puntos activados mientas que la frecuencia del AMOR y de la COMPASIÓN, que es una onda más corta, tiene muchos más puntos activados de códigos de información. Así vemos cómo el comportamiento genético se relaciona en las emociones y que, a través de la COMPASIÓN tenemos la oportunidad de activar muchos más códigos genéticos, códigos de LUZ.

Desde el momento en el que surge una emoción hasta que se expresa, hay una cierta demora que se alcanza a percibir, debido al electromagnetismo de la tierra. Al haber menos magnetismo, las emociones se manifiestan más rápidamente.

En las antiguas civilizaciones se construían cámaras en donde se simulaban esos bajos magnetismos y la alta frecuencia vibratoria para que los que iban a ser iniciados en el proceso de liberación, pudieran vivenciar todas las emociones que darían con los cambios planetarios. Allí se dominaban a través de esa simulación, todas las emociones, hasta que ellos adquirían la MAESTRÍA en la emocionalidad.

Ahora podemos ver, en este momento histórico de la tierra, que nuestro propio cuerpo es el Templo de esas iniciaciones y que allí desarrollaremos la compasión día a día, a través de cada relación que el universo nos ponga a vivir para nuestra liberación.


En la medida en que nuestra vibración se va acercando a ese punto cero, surge un mayor nivel de ansiedad celularmente, puesto que al cuerpo se le está dando la oportunidad de sacar y experimentar toda la emocionalidad humana para su propia liberación, y en esta medida entonces, cuando se liberan las emociones va surgiendo la compasión, y esto da más oportunidad de puntos de cruce en el ADN en menos tiempo. Como en la medida en la que nos vamos acercando al punto cero de la emoción se torna más intensa, se vuelve más urgente encontrar el balance de la compasión. “EL CUERPO EXIGE POR EVOLUCIÓN LA COMPASIÓN”

En el punto más intenso de la emocionalidad, sobreviene el caos y dentro de la pequeñez del caos va surgiendo el orden y la totalidad, así que en el caos tenemos la gran oportunidad de elaborar la maestría. A través de esta Gran Maestría, se afinan nuestras células con el universo y la maestría, salida de ese caos y de ese orden universal, será la que dará la mano para la liberación de la Humanidad.

Los grandes maestros son los que han llevado su cuerpo emocional al punto cero. Al punto del amor compasivo: LA LIBERACIÓN.
Artículo original de mi amiga Jacqueline Bourgeois el cual le Agradezco de Corazón.
 
 


2 Conciencias Opinan:

Teo dijo...

Mer-Luz, Ka-Espiritu, Ba-Cuerpo...tal vez la clave esté en la luz para el paso de una dimensión a otra o viceversa. La luz es fundamental para nuestra existencia y aún no sabemos todo sobre ella. Digo que sería la clave porque no se podría imaginar un "mundo" sin luz. Qué sería de la fotosíntesis de las plantas esencial para la vida, no podríamos apreciar los colores como el azul del cielo producido por la dispersión de la luz solar en la atmósfera, y un largo etcétera.
Dejar por un momento vuestras vidas tan ajetreadas y pongamonos a pensar en el punto de perfección que alcanza nuestro universo, Nuestro Todo. Perdonad, ¿Nuestro?, tal vez pertenezcamos a ÉL.
SALUDOS.

Jorge1270 dijo...

Estoy de acuerdo contigo Teo. Nuestra existencia se la debemos a la Luz, todos los seres del universo somos producto de la Luz.
La Luz es cálida y armoniosa, llena de sabiduría y amor es por eso por lo que nosotros debemos dar Luz a los demás, para poder continuar con los patrones marcado por el universo.

Gracias por tu comentario Teo
Un abrazo

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails

enlaces patrocinados

Todos los Artículos...

Entradas mas vistas de la Semana

Las 10 Entradas más leidas del blog

Book Trailer "el secreto de tiamat"


https://elsecretodetiamat.blogspot.com/

Disponible en formato digital (Epub).